España pide 53.000 millones a Bruselas para proyectos de energía y transporte

El Gobierno de España ha pedido un total de 52.971,99 millones de euros para inversiones en proyectos de 2015 a 2017.

LD/Agencias

España ha presentado una lista a Bruselas en la que solicita cerca de 53.000 millones de euros del plan europeo de inversiones para proyectos centrados especialmente en infraestructuras de transporte y de energía, como las interconexiones a través de los Pirineos.

El Gobierno de España ha pedido un total de 52.971,99 millones de euros para inversiones en proyectos de 2015 a 2017 del plan de 315.000 millones conocido como "plan Juncker", según los documentos publicados este martes por la Comisión Europea.

"Es una primera aproximación. Se pueden hacer además modificaciones en un futuro próximo", dijo el ministro español de Economía, Luis De Guindos, en el marco de la reunión de los titulares de Economía y Finanzas de la UE que se celebra este martes en Bruselas.

En total el Grupo de Trabajo Especial ha identificado 2.000 proyectos en la UE por 1,3 billones de euros, si bien fuentes europeas recalcaron que las listas presentadas por los países miembros forman parte de un informe de peticiones "dinámico" que aún no es definitivo y en el que se pueden añadir o quitar iniciativas.

El plan busca impulsar "proyectos buenos, maduros, innovadores" que generen crecimiento económico en la UE, dijo por su parte el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici.

La mayor parte de la cantidad solicitada por España es para proyectos energéticos (25.133,50 millones de euros), principalmente para reforzar las conexiones eléctricas entre el país y sus vecinos europeos (10.273,9 millones) y a aumentar la eficiencia energética (10.683,8 millones).

Por su parte, se han identificado una serie de "proyectos ilustrativos" que podrían optar a financiación, como el destinado a integrar la Península Ibérica en el mercado interno energético de la Unión Europea (UE), con un coste aproximado de 4.000 millones de euros, del País Vasco a Francia.

España también ha presentado proyectos para fortalecer las conexiones entre la Península Ibérica y los territorios fuera de la misma, como las Islas Canarias (2.088,30 millones); para las conexiones gasísticas (1.004 millones) y "otros proyectos" (1.083,50 millones).

La segunda mayor partida pedida por España va dirigida a los transportes, y se destina por completo a los grandes corredores europeos de transportes -el Corredor Mediterráneo y el Corredor Atlántico- y para subsanar carencias de conexiones, y se eleva a 6.115,30 millones de euros.

Ambos corredores han sido también señalados como "proyectos ilustrativos", que igualmente sufren de falta de recursos por las restricciones presupuestarias, y necesitan un total de 10.500 millones de euros de inversiones y hasta los 2.300 millones de euros solo entre 2015 y 2017 millones de euros.

En la rúbrica dedicada al conocimiento y la economía digital, España solicita proyectos por valor de un total de 11.181,24 millones, repartidos de manera que la investigación y el desarrollo públicos obtengan 1.537,80 millones y los privados, 3.787 millones.

Además, los proyectos de tecnologías de información y comunicación (TIC) suman 3.782,12 millones, mientras que las iniciativas de empleo y formación profesional se elevan a 2.074,32 millones.

Por otra parte, España solicita 5.163,05 millones para "infraestructura social", de los que solo especifica las partidas destinadas a Educación y Formación (1.548,20 millones), Salud (345 millones) y Servicios Urbanos (200,85 millones).

Finalmente, el país solicita 5.351,25 millones de euros para "Recursos y Medio Ambiente", de los que buena parte van a impulsar el uso eficiente de los recursos naturales y a garantizar su disponibilidad (2.957,96 millones).

El resto se destina a medidas contra el cambio climático (875,29 millones) y al medioambiente en general (1.518 millones).

En este apartado, se identifica como un ejemplo de proyecto a financiar una iniciativa para mejorar la gestión de aguas, de manera que el país pueda cumplir con las exigencias europeas, por un total de 4.000 millones de euros, de los que se necesitaría inversiones de 2.500 millones ya entre 2015 y 2017.

Finalmente, las autoridades españolas piden 27,65 millones de euros para proyectos de agricultura y alimentación.

Las fuentes europeas han indicado que la decisión final sobre los proyectos recibidos la tomará un comité de inversiones y que, en principio, las primeras iniciativas podrían recibir financiación cuando esté creado a mediados de 2015 el "Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas".

Éste será gestionado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y contará con 21.000 millones de euros como palanca para alcanzar en total 315.000 millones de inversiones.

A continuación