Más ingresos por publicidad

La nueva estrategia de Metro de Madrid: pantallas dentro del túnel y líneas patrocinadas

Metro de Madrid se quedará con el 15% de la facturación neta que obtenga la empresa gestora del proyecto.

Beatriz García

Metro de Madrid dispara sus aspiraciones publicitarias. Estaciones patrocinadas, planos oficiales con el nombre de empresas en las paradas y, ahora, pantallas luminosas en los túneles. El suburbano de la capital va a poner en marcha un sistema pionero en España que consiste en instalar pantallas gigantes en los túneles del metro para empapar a los usuarios de anuncios publicitarios.

Este dispositivo está compuesto de pilares led, controlados por una centralita que crea una ilusión óptica. Las pantallas se activan con el movimiento del tren, una vez pasada la cabina del conductor, a través de una señal láser emitida desde los sensores de velocidad. La publicidad no tendrá sonido, será sólo visual. Los suburbanos de ciudades como Hong Kong, Londres o Santiago de Chile ya han implantado este sistema con el objetivo de aumentar sus ingresos.

Para llevarlo a cabo, Metro sacó un concurso público el pasado mes de julio. Según han confirmado fuentes de la compañía a Libre Mercado, la empresa adjudicataria ha sido Digital Underground Media y el importe de la adjudicación 202.000 euros.

Esta compañía será la encargada de instalar las pantallas y de buscar a los patrocinadores. El pliego establece que, una vez adjudicado el servicio, la empresa tiene tres meses para instalar la tecnología necesaria para ponerlo en marcha.

El contrato tiene una duración mínima de dos años, que podrán prorrogarse otros cuatro años más. Metro de Madrid se quedará con el 15% de la facturación neta que obtenga la empresa adjudicataria de la empresa que se va a publicitar, aunque ha establecido unos ingresos mínimos de 40.000 euros al año para el suburbano. Las mismas fuentes han explicado que Metro de Madrid empezará a facturar en enero, "por lo que suponemos que el sistema empezará a funcionar en esa fecha".

La primera línea del metro de la capital donde se colocarán las pantallas será la Línea 8. Así, los viajeros que hagan algún trayecto entre las estaciones de de Colombia y Nuevos Ministerios podrán ver desde las ventanas de los trenes esta original iniciativa. Si tiene éxito, Metro instalará el sistema en otras de las líneas de su red.

Apuesta por la publicidad

Metro comenzó el cambio de su estrategia publicitaria en 2012, cuando le cambió el nombre a la emblemática estación del metro de Sol por Sol Galaxy Note, el producto estrella de Samsung de ese momento. Esta experiencia piloto a nivel publicitario sólo duró un mes, pero sería el detonante para la nueva estrategia comercial del suburbano.

Y un año después llegó la revolución. Metro de Madrid acordó con Vodafone el bautismo de su línea Línea 2 con el nombre de la compañía británica. El contrato con Vodafone expira en 2016 y todavía está en el aire si la empresa de telefonía renovará el contrato o será otra compañía la que se haga con la popular línea de metro. Con esta campaña publicitaria el suburbano madrileño se ha embolsado 3 millones de euros.

"En junio de 2016, terminará el contrato por el que la estación de Sol se llama Vodafone Sol y a finales de 2016 toda la línea", explican. No obstante, los responsables de suburbano madrileño "están negociando con otras empresas patrocinar otras líneas de la red". Aunque no han querido dar nombres, desde Metro reconoce que son compañías de primer nivel.

Otra iniciativa original se puso en marcha el pasado mes de octubre. Entonces, los usuarios de Metro de Madrid se encontraron con que en los planos oficiales del suburbano aparecían todas las tiendas que tiene la cadena de supermercados Carrefour repartidas por la capital.

No subirá el precio del billete en 2015

Por segundo año consecutivo, Metro de Madrid ha vuelto a congelar el precio del billete gracias a que ha encontrado nuevas alternativas para aumentar sus ingresos. La publicidad es una de las más exitosas.

Pero el suburbano madrileño ha puesto en marcha más alternativas para aumentar sus ingresos no tarifarios. La venta de vagones de metro a otras ciudades del mundo, la prestación de servicios de asesoría técnica en otros mercados, la enajenación de sus propiedades o el alquiler de superficie de las zonas comunes a los comercios.

En lo referente a las zonas comunes, Metro se ha propuesto que de los 1.080 metros cuadrados que ocupan las zonas alquiladas a tiendas, cafeterías o locales de golosinas se conviertan en 125.000. Con esta iniciativa Metro autorizará que el 25% del espacio total de su red esté ocupado por tiendas.

A continuación