El Gobierno de Italia publica una carta confidencial de Bruselas

"Según nuestro análisis preliminar, el plan de Italia presenta una significativa desviación", asegura la misiva.

Libre Mercado

El gobierno italiano ha publicado una carta "estrictamente confidencial" de Bruselas con fecha del 22 de octubre. La misiva, a la que ha tenido acceso el diario el Economista, está firmada por el vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Jirki Katainen, y está dirigida al ministro de Economía italiano, Pier Carlo Padoan.

Katainen comenzaba el texto agradeciendo al Ejecutivo italiano el envío del borrador de los Presupuestos Generales del Estado del país, aunque tras unas palabras de alabanzas, empieza a amonestar al país alpino.

El finlandés critica que Italia no esté cumpliendo a "medio plazo los compromisos pactados", refiriéndose al déficit. El vicepresidente de la Comisión Europea añade que "según nuestro análisis preliminar, el plan de Italia presenta una significativa desviación sobre el ajuste requerido en el medio plazo".

"La comisión quiere continuar y mantener un diálogo constructivo con Italia, con la intención de alcanzar una evaluación final. Nos gustaría contar con su punto de vista sobre lo comentado con la mayor brevedad posible, si puede ser antes del 24 de octubre. Esto permitiría a la Comisión tener en cuenta la posición de Italia en un futuro trámite de los Presupuestos", concluye la carta.

Zapatero publicó una del BCE

Este salto en las reglas de la confidencialidad de los organismos supranacionales, recuerda a cuando el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, publicó en su polémico libro El dilema. 600 días de vértigo, una carta del BCE.

El entonces presidente del Banco Central Europeo (BCE) Jean-Claude Trichet, escribía a Zapatero a mediados de 2011, para exigirle una lista pormenorizada de reformas a condición de la asistencia del BCE en forma de compra de deuda pública. Tiempo después, se pudo comprobar que tanto el PSOE y como el PP, siguieron al pie de letra esas instrucciones en materia económica.

Siendo todavía presidente, Zapatero se negó a hacer pública la misiva también "estrictamente confidencial" en diversas ocasiones, aunque no tuvo reparos en publicarla en su libro. Una carta parecida recibió el exprimer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, quien no dudó en divulgarla poco después de recibirla

A continuación