El papa Francisco alquila la Capilla Sixtina a Porsche

El papa Francisco está dispuesto a abrir el Vaticano a empresas y particulares, siempre que el dinero sea destinado a obras de caridad.

Libre Mercado

Por primera vez en la historia, la Capilla Sixtina ha sido alquilada para celebrar un evento privado. Y es que el papa Francisco arrendó el pasado fin de semana la joya del Vaticano a Porsche. La empresa de automóviles alemana patrocinó un concierto al que asistieron 40 miembros de su selecto club. Esta actividad estaba dentro de un tour de 5 días por Roma organizado por Porsche al módico precio de unos 5.000 euros por cabeza.

Después del concierto, a cargo del coro de la Academia de Santa Cecilia, estos privilegiados asistentes pudieron disfrutar de una exquisita cena en uno de los salones de los Museos Vaticanos. Ni Porsche ni el Vaticano han querido desvelar el precio que ha recibido la entidad eclesiástica por la celebración del evento.

El papa Francisco ha explicado que él está dispuesto a abrir el Vaticano a empresas y particulares, siempre que el dinero sea destinado a obras de caridad, una idea que ya han bautizado como el Arte de la caridad. El concierto de Porsche ha suscitado una gran polémica en Roma y el responsable de los Museos Vaticanos, Paolo Nicolini, ha llegado a declarar que "la Capilla Sixtina no podrá ser nunca alquilada, porque no es un lugar comercial". De momento, ya ha habido una primera vez.

Otras grandes empresas que han colaborado últimamente con la sala que alberga los frescos más populares de la Ciudad del Vaticano han sido Osram y Carrier. La primera se ha encargado de renovar la iluminación de la sala y la segunda de cambiar la climatización. Las inversiones de ambas empresas han alcanzado los 3 millones de euros.

A continuación