Carlos Floriano, sobre las tarjetas B: El PP siente la "indignación como propia"

El PP entiende la indignación ciudadana pero no aclara el futuro de sus afiliados vinculados a las tarjetas de Caja Madrid.

Alicia González

El vicesecretario general de Organización del PP, Carlos Floriano, ha sido el encargado de dar explicaciones este lunes en la calle Génova tras el escándalo de las tarjetas B de Caja Madrid. El dirigente popular ha dicho entender la indignación de los ciudadanos ya que el Partido Popular siente esa indignación "como propia".

"Es detestable", ha repetido en varias ocasiones el número tres del PP, que sin embargo no ha sido del todo claro al hablar de las medidas que el partido tomará respecto a los 16 afiliados del PP que hicieron uso de estas tarjetas.

"Todos los que tenían cargos institucionales en el partido ya han dimitido", ha señalado Floriano, que ha pedido a su vez dejar trabajar al Comité de Derechos y Garantías del partido. De momento, este órgano disciplinario del PP ha abierto expediente informativo a todos los afiliados vinculados a las tarjetas B pero no ha ido más allá ya que continúa recabando información.

Motivo por el que Floriano no se ha salido del guión establecido a la hora de contestar a las preguntas de los periodistas. Prácticamente a todas a contestado de igual manera: "se empieza por un expediente informativo y de ahí se derivan las consecuencias que sean necesarias".

El dirigente popular no ha querido tampoco hablar de plazos. Tan solo ha señalado que esperan tener una decisión del Comité de Derechos y Garantías del partido "lo antes posible" aunque sí ha dejado claro que se tomarán las decisiones que sean necesarias "hasta las últimas consecuencias" y "afecten a quien afecten".

A continuación