La banca detecta el primer repunte generalizado de la demanda de crédito

Las entidades financieras españolas prevén un repunte generalizado de la demanda de financiación para los tres primeros meses de 2014.

Libre mercado

Las entidades financieras españolas prevén un repunte generalizado de la demanda de financiación para los tres primeros meses de 2014, después de que en el último trimestre de 2013 aumentaran las solicitudes de fondos por parte de sociedades y hogares.

Así se pone de manifiesto en la Encuesta sobre Préstamos Bancarios (EPB) de enero de 2014 que ha publicado este miércoles el Banco de España en su último boletín, y que desvela que en el último trimestre de 2013, los criterios de aprobación de préstamos permanecieron en general sin cambios en España.

La demanda de crédito de los hogares para consumo aumentó en el cuarto trimestre de 2013 por primera vez desde que se inició la crisis, debido a la mejora de la confianza en los consumidores y al incremento del gasto en bienes duraderos, según el documento. También en el último trimestre del pasado ejercicio las solicitudes de fondos por parte de las sociedades aumentaron, por primera vez desde mediados de 2011. Sin embargo, el repunte se centró en pymes, mientras que cayó la demanda de grandes empresas.

Para el trimestre en curso, las entidades esperan que la oferta de financiación se relaje ligeramente tanto en el caso de los créditos a las empresas como en el de la destinada a las familias para consumo y otros fines. No prevén cambios en los créditos para comprar inmuebles.

Crédito a hogares para la adquisición de vivienda

Además, según la misma encuesta, las solicitudes de financiación en España habrían aumentado, en contra de las tendencias contractivas generalmente observadas desde el inicio de la crisis. En este sentido, la banca encuestada esperaba un nuevo incremento en el trimestre en curso, salvo en los fondos para la compra de inmuebles, que se mantendrían estables.

La evolución de los mercados de deuda soberana en el cuarto trimestre de 2013 habría contribuido a mejorar las condiciones de financiación, pero prácticamente no habría afectado a los criterios de aprobación de préstamos en España y en la zona del euro.

Teniendo en cuenta un análisis más detallado de las respuestas, la encuesta del Banco de España pone de manifiesto que en el cuarto trimestre de 2013, los márgenes aplicados a los préstamos ordinarios a sociedades se redujeron levemente por primera vez desde el comienzo de la crisis económica, manteniéndose sin cambios el resto de las condiciones.

A continuación