Draghi: el BCE está listo para usar "todos los instrumentos" a su alcance

El presidente del BCE insiste en que los tipos bajos continuarán el tiempo que sea necesario, y no descarta adoptar nuevas medidas monetarias.

Lm/agencias

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha afirmado este jueves que la entidad está preparada para actuar en el momento que se considere necesario y, en este sentido, contempla "todos los instrumentos disponibles" a su alcance.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo, el italiano ha reconocido que los miembros del BCE han "discutido brevemente" este jueves la posibilidad de situar en negativo el tipo de depósito para la banca, tal y como se viene sondeando en las últimas semanas.

A este respecto, Draghi ha querido dejar claro que "estamos preparados para actuar". Además, ha insistido en que el BCE mantendrá los tipos en mínimos históricos e incluso más bajos el tiempo que sea necesario.

Mejora sus previsiones de crecimiento

Por el momento, el BCE ha decidido mantener los tipos de interés en el 0,25%. Por otro lado, la entidad ha mejorado ligeramente su previsión de crecimiento para la eurozona en 2014 hasta el 1,1%, lo que supone una décima más que su anterior pronóstico de septiembre, mientras que ha reiterado su expectativa de que la actividad caiga un 0,4% este año, según explicó Draghi. De cara a 2015, el instituto emisor de la eurozona contempla una aceleración de la recuperación en la región que permitiría una expansión del 1,5%.

Por otro lado, el BCE ha revisado a la baja sus anteriores previsiones de inflación para este año y el próximo. De este modo, espera que los precios aumenten en 2013 un 1,4%, una décima menos de lo esperado en septiembre, mientras que en 2014 espera que la inflación armonizada sea del 1,1%, dos décimas por debajo de su anterior pronóstico. Asimismo, el BCE ha hecho pública su primera estimación de inflación para 2015, cuando espera que los precios registren una subida armonizada del 1,3%.

Las nuevas previsiones del BCE se conocen después de que la economía de la eurozona haya registrado un crecimiento del 0,1% en el tercer trimestre respecto a los tres meses anteriores, cuando la expansión fue del 0,3%, mientras la tasa de inflación se situó en el 0,9% en noviembre.

De este modo, las últimas proyecciones del BCE para la eurozona son levemente más optimistas que las publicadas en octubre por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que espera una contracción del 0,4% este año y un crecimiento del 1% en 2014.

A continuación