Un condado de California prohíbe a todos los habitantes fumar en sus casas

La norma inventa conceptos tan surrealistas como el de paseante activo para poder fumar, al aire libre, en el centro de la ciudad.

Libre Mercado

California es, desde mediados de los años 90, uno de los lugares más restrictivos del mundo con los fumadores. En 1994, este estado prohibía fumar en los lugares de trabajo, y un año después ampliaba esta prohibición a sus restaurantes. En 1998, el tercer estado por extensión y población de EEUU (tras Alaska y Texas) también prohibía el tabaco en bares, clubes y casinos.

Ahora, estas limitaciones podrían ir mucho más allá, llevando la restricción a las casas privadas de sus habitantes. De hecho, ya hay una ciudad californiana que lo ha prohibido, San Rafael, y el estado de California está estudiando aplicarla a todo su territorio.

Desde la semana pasada, por ley, ninguno de sus 57.000 residentes podrá encender un cigarrillo en los dúplex y unifamiliares que compartan una pared común. Los defensores de esta medida aseguran que con esta ley se evitará que el humo de "segunda mano" se filtre través de puertas y ventanas, sistemas de ventilación, suelos y otras aberturas susceptibles de molestar a los no fumadores.

"Esta legislación mejorará la salud de todos los californianos mediante la reducción de la exposición al humo que se desplaza en ventanas, balcones y patios", dijo el presidente y director ejecutivo de la Asociación Americana del Pulmón, Jane Warne, el precursor de todas las medidas antitabaco que se han venido produciendo en la región a lo largo de los últimos años.

Lo más surrealista de la norma es que también considera ilegal fumar al aire libre en el centro de la ciudad a menos que el fumador esté "paseando activamente" por la zona y se dirija a otro lugar. Fumar en parques y áreas recreativas, zonas de comedor al aire libre y en áreas de servicio (cajeros automáticos, paradas de autobús) también está prohibido con la nueva ley.

Entonces, ¿dónde se podrá fumar? La norma establece que el propietario, administrador de la propiedad, el dueño del edificio, la asociación de propietarios o cualquier otra autoridad correspondiente podrá designar un área al aire libre donde se permite fumar, pero siempre y cuando la zona en cuestión cumpla con "todos" los criterios siguientes:

  • Que el área se ubique, al menos, a 20 pies (más de 6 metros) de distancia de cualquier zona donde está prohibido fumar.
  • Que no incluya zonas abiertas utilizadas principalmente por los niños y áreas que facilitan la actividad física, como parques infantiles, piscinas y escuelas.
  • Que no ocupe más de 10% de la superficie total cerrada de la vivienda.
  • Que la zona cuente con un perímetro claramente marcado y que se identifique por signos visibles.
  • Que esté completamente dentro de un área confinada.
  • Que no se superponga con ningún lugar cerrado o no cerrado en el que esté prohibido fumar.

Las multas para los que tengan la osadía de fumar en sus casas van desde los 100 a los 200 dólares por cada infracción.

Nueva York eleva a 21 años la edad para fumar

Otra de las medidas antitabaco más sonadas en EEUU ha sido la de Nueva York, que ha elevado de 18 a 21 años la edad mínima para poder comprar cigarrillos. El proyecto de ley aprobado por el ayuntamiento entrará en vigor seis meses después de la firma.

Además de elevar la edad para comprar cigarrillos, también se han aprobado una serie de medidas contra el tabaquismo, incluido el aumento de penas para los comerciantes que evaden impuestos; la prohibición de los descuentos para estos productos; y el establecimiento de un precio mínimo de 10,5 dólares. La edad de consumo y compra legal de tabaco en la mayor parte del país se sitúa en los 18 años, aunque en algunos estados han elevado el límite hasta los 19, como es el caso de Massachusetts.

A continuación