Más de 10.000 personas al mes abandonan Portugal

En 2012 salieron del país vecino 121.418 individuos, un dato que supera al récord de del año 1966.

Libre Mercado

No sólo España ha vuelto a ser un país de emigrantes, en Portugal está ocurriendo una situación similar. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística portugués, el número de personas que dejan el país alcanzó un nuevo récord anual el pasado año. En concreto, en 2012 salieron del país vecino 121.418 individuos, un dato que supera al récord de 1966, establecido en 120.000.

Cada mes, una media de 10.118 personas abandona Portugal. Los destinos a los que se dirigen principalmente son: Francia, Luxemburgo, Suiza, Reino Unido y Angola.

De las 121.418 personas que optaron por abandonar Portugal, un total de 116.926 eran de nacionalidad portuguesa. De esta cuantía, se estima que en 2012 han dejado Portugal para vivir en el extranjero por un plazo igual o superior a un año 49.458 portugueses.

El gran número de ciudadanos lusos que abandonaron el país ha hecho que descienda la población de Portugal en 2012 por tercer año consecutivo. También, hay que tener en cuenta que el pasado año, la diferencia entre muertes (107.612) y nacimientos (89.241) en el país vecino volvió a ser negativo. Según el INE, fallecieron 17.771 personas más de las que nacieron, una diferencia que triplica a las estadísticas de 2011.

Llama la atención que los datos no hayan hecho reflexionar a los dirigentes portugueses, sino todo lo contrario. El director de Asuntos Consulares, Joao Maria Cabral, ha llamado incluso a ver el lado positivo de un fenómeno que, a su juicio, puede ser "enriquecedor" y "positivo". "Hay que eliminar el estigma de la emigración", aseguraba tras conocerse el dato. "Portugal puede beneficiarse de los conocimientos y la experiencia que adquieran sus ciudadanos en el extranjero", añadía.

El pasado mes de enero, el primer ministro, Pedro Passos Coelho, ya pidió que se dejase de ver la emigración como un "estigma" para quien busca un empleo en otro país distinto al suyo.

A continuación