El juez Ruz imputa a siete directivos de Caja Castilla-La Mancha

Considera que la aprobación por parte de este órgano directivo de "operaciones singulares" contribuyó a causar un agujero de 267 millones.

Lm/agencias

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha imputado este martes la comisión de un delito de administración desleal a los siete miembros de la Comisión Ejecutiva de Caja Castilla La Mancha (CCM) en el periodo comprendido entre el mes de julio de 2007 y marzo de 2009, al considerar que la aprobación por parte de este órgano directivo de "operaciones singulares" contribuyó a causar a la entidad un agujero de 267 millones de euros.

En la causa, en la que se investigan una veintena de préstamos y operaciones crediticias presuntamente irregulares llevadas a cabo por la Caja, ya se encuentra imputado el expresidente de CCM Juan Pedro Hernández Moltó, por delitos de administración desleal, estafa y falsedad contable.

Los siete nuevos directivos imputados, Federico Andrés Rodríguez Morata, Tomás Martín-Peñato, Florencio Hernández, José María Fresneda, Emilio Sanz Sánchez, Carlos Jiménez Morante y José Fernando Sánchez Bódalo, han sido citados a declarar para los próximos 20 y 21 de noviembre ante el magistrado.

El juez destaca que, por el momento, sólo se ha dirigido el procedimiento contra Hernández Moltó "sin que por el momento se haya procedido en idéntico sentido respecto de los restantes miembros de la Comisión, en consecuencia, administradores de derecho de la sociedad que, de igual manera que el primero, habrían participado en la toma de decisiones colegiadas sobre las distintas operaciones económicas analizadas que habrían derivado en el ulterior perjuicio patrimonial para la entidad".

A continuación