La auditora de Telemadrid pone en duda su supervivencia

La cadena pública regional ha recibido 180 millones este año por parte de la Comunidad de Madrid.

Libre Mercado

Malos tiempos para Telemadrid. La cadena pública regional tiene un agujero que supera los 200 millones de euros. En concreto, el canal autonómico acumula en los dos últimos ejercicios unas pérdidas de más de 230 millones de euros y tiene un patrimonio neto negativo de 97,8 millones, según informe el Economista.

La situación es tan grave que su auditora, KPMG, pone en duda la supervivencia del canal. En un informe al que ha tenido acceso el diario, KPMG asegura que "estas condiciones, junto con otros factores (...) indican la existencia de una incertidumbre significativa sobre la capacidad de la sociedad para continuar con sus operaciones".

Y es que los 180 millones que ha recibido vía subvenciones por parte de la Comunidad de Madrid no son suficientes para salir de los números rojos. De ese total, 70,9 millones de euros se corresponden al contrato programa del presente ejercicio firmado con el Gobierno regional, en 2012 la cifra fue de 78,8 millones, y a esa cuantía hay que añadirle 115 millones, 116 millones el año pasado, para compensar las pérdidas.

ERE para 861 trabajadores

En un intento desesperado por cuadrar sus cuentas, a principios de año, el Consejo de Administración de Telemadrid aprobó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 861 trabajadores. El objetivo del Consejo de Administración con este plan es reducir un 34% su presupuesto para 2013.

Los trabajadores han solicitado ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) la nulidad del proceso y aunque el organismo ha avalado el ERE, matizó que las cuantías deben ser consideradas improcedentes.

Tras la sentencia, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, aseguraba que si el juez les quitaba la razón, "se verían obligados a cerrar Telemadrid". La dirección de Telemadrid ha recurrido ante el Tribunal Supremo la sentencia emitida por el TSJM.

El auditor en su informe va en la misma línea que el Gobierno regional y la cúpula de la cadena: la viabilidad de la empresa "dependerá de la implantación final y éxito del plan de viabilidad aprobado y contemplado en los presupuestos de su accionista único y que afectan directamente a la actividad de la sociedad".

A continuación