Un banquero se queda dormido en el teclado y transfiere por error 222 millones

Fue despedido por la entidad junto con su directora de operaciones, que ha sido readmitida recientemente.

Libre Mercado

Es cierto que la falta de sueño repercute en el rendimiento de cualquier trabajador, pero hay situaciones en las que un empleado puede pagar muy caro no estar descansado. Un banquero alemán sabe muy bien lo que implica no dormir lo suficiente porque, mientras realizaba una transferencia de 64,2 euros a un pensionista, se quedó dormido sobre el teclado.

La mala fortuna quiso que este empleado se quedase traspuesto sobre la tecla número dos del teclado del ordenador y acabara efectuado una transferencia de más de 222 millones de euros ante la sorpresa de su beneficiario. Eso sí, la alegría del pensionista duro muy poco, ya que el error fue subsanado rápidamente.

No sólo el protagonista de la siestecita fue despedido sino también su supervisora de operaciones, una mujer de 48 años que llevó a los tribunales este caso. Al final, el juez le dio la razón y tuvo que ser readmitida de nuevo en la entidad, por tratarse de un "terrible error", según informa The Telegraph.

A continuación