Bankia, condenada a devolver 150.000 euros a un matrimonio que compró preferentes

La entidad ha sido condenada por los tribunales y deberá pagar todos los gastos judiciales que tuvieron los afectados.

Publirreportaje

Recientemente se dictó por un juzgado Madrid una sentencia a favor de un matrimonio que había invertido todos sus ahorros en unas participaciones preferentes de la entonces Caja Madrid, hoy Bankia. El matrimonio había invertido la cantidad de 150.000 euros. El juicio lo llevó el abogado Jesús María Ruiz de Arriaga, socio director de Arriaga Asociados.

El juzgado da la razón a este matrimonio porque habían realizado dicha inversión pensando que se trataba de una inversión sin riesgo y creyendo que podían recuperar el dinero cuando quisieran en un plazo máximo de 2 ó 3 días. La información ofrecida por la persona de la entidad financiera a sus clientes fue insuficiente y no advirtió con la necesaria claridad de los riesgos y de la complejidad que el producto tenía. En definitiva, el producto financiero no se ajustaba al perfil de los inversores.

Arriaga Asociados, siempre ha afirmado que las pérdidas que tienen que soportar los afectados de las participaciones preferentes de Bankia, la famosa quita y el canje por acciones de Bankia, solo deberá afectar a los inversores que sabían lo que hacían. Pero aquellos que fueron inducidos al error por la presión comercial de la entonces Caja Madrid no tienen por qué sufrir unas pérdidas injustas.

Los afectados por las participaciones preferentes y deuda subordinada de Bankia y otros bancos podrían recuperar todo su dinero por la vía judicial. Cualquier otra vía podría suponer perder parte o todo el dinero.

La inmensa mayoría de los afectados de las participaciones preferentes invirtieron todo su dinero pensando que estaban realizando una imposición a plazo fijo, con un interés interesante y sin ningún tipo de riesgo. Sin embargo los empleados de las diferentes entidades bancarias, abusando de la confianza y de la poca información financiera de sus clientes, les hicieron creer una cosa y les hicieron firmar otra muy diferente. Los ahorradores pensaban que estaban invirtiendo sin riesgo y con fácil recuperación, cuando lo que estaban firmando era la compra de algo parecido a acciones y de una caja que estaba actuando a la desesperada para resolver sus gravísimos problemas de solvencia.

Como es muy fácil aprovecharse de los ahorradores minoristas existen leyes muy exigentes con los bancos y con las cajas de ahorros para que no puedan abusar de esta forma de sus clientes con perfil ahorrador y conservador. Aunque una persona haya firmado unos papeles esto no es suficiente para los bancos. La ley exige a las entidades financieras que cumplan unos requisitos muy estrictos y es el propio banco el que tiene que demostrar que no ha engañado, que se ha asegurado de que el cliente haya entendido todos los riesgos y que ese tipo de producto es ajustado a su propia experiencia y su formación financiera.

Efectivamente si alguien sabía lo que estaba haciendo, arriesgando en este tipo de inversión, tiene que asumir las pérdidas y por eso debe aplicarse un canje con pérdidas. Pero quien no estaba invirtiendo en operaciones de riesgo no tiene por qué sufrir sus consecuencias. Por eso hay que pedir al Juez que se haga justicia.

El arbitraje no es la solución y puede ser otra gran decepción. La solución es demandar a los bancos ante los tribunales. Una nueva vez más las entidades bancarias, están distrayendo a los afectados de las participaciones preferentes para que no las demanden ya que saben que pueden perder. Bankia y el Gobierno están prometiendo un arbitraje pero solo a unos pocos y no a todos.

Además no debemos olvidar que, una vez que se haya resuelto un arbitraje por laudo, y si este no fuera favorable, ya no se podrá ir a la justicia y se perderá definitivamente el derecho a reclamar.

Arriaga Asociados, es un bufete de abogados que cobra a sus clientes principalmente cuando éstos recuperen su dinero. Son especialistas en reclamaciones de participaciones preferentes con cientos de demandas contra diversas entidades bancarias.

Para mayor información se puede llamar sin ningún tipo de compromiso ni coste al teléfono gratuito 900 101 775 o enviar un correo electrónico a arriaga.abogado@gmail.com explicando brevemente su problema e indicando un teléfono para que puedan llamarle. Todas las visitas son gratuitas. La mayor parte de los honorarios se pagan al final, cuando se recupere el dinero.

Arriaga Asociados cree que la mejor forma de recuperar el dinero invertido en las preferentes es reclamar ante la Justicia para que se haga precisamente eso, justicia. Creemos que hay que confiar en la Justicia.

A continuación