JURÍDICO

Nuevo escándalo en el Colegio de Abogados de Madrid

Importantes apoyos durante la campaña dan la espalda a Gumpert y denuncian irregularidades. La decana, está imputada.

LD/Agencias

El juzgado de Instrucción número 9 de Madrid ha imputado a la decana del Colegio de Abogados de Madrid, Sonia Gumpert, y a toda su junta directiva, por posible comisión de un delito de descubrimiento o revelación de secretos. El auto del juez titular reabre el caso que fue sobreseído el pasado 21 de diciembre por el juez de guardia tras analizar el informe del Ministerio Fiscal.

El juez Elpidio José Silva Pacheco abre una investigación a fondo para dilucidar los hechos del día 18 de diciembre, jornada en la que se celebraron las elecciones al decanato del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM).

El auto del juez Silva señala que los posibles autores del delito (Sonia Gumpert y todos los miembros de su candidatura) "desvelaron y procedieron al descubrimiento de datos secretos o reservados a los que no deberían tener acceso". Es decir, "manipulación del proceso electoral".

Según fuentes conocedoras del proceso, consultadas por Libertad Digital, los datos que manejaba Sonia Gumpert fueron cedidos por todos los miembros de la candidatura con el consentimiento de los abogados votantes. De este modo, no se faltaría a la Ley de Protección de Datos en la que está basada la denuncia.

Pérdida de apoyos, dimisiones y nuevas denuncias

En cualquier caso, después de dos meses desde que Sonia Gumpert tomara posesión de su cargo como Decana del Colegio de Abogados de Madrid ya denuncian que incumple los principales pilares de su programa de gobierno.

La situación en el Colegio de Abogados de Madrid comienza a ser insostenible. La dimisión en dos meses de su diputado y primer secretario, Francisco Esteban, así como de su diputada y tesorera, Elena Ruiz de Angulo y su diputado y secretario Juan José Sánchez Puig -todos ellos cargos electos- evidencian un profundo malestar en el seno del Colegio.

Desde que la decana Sonia Gumpert tomó posesión de su cargo han pasado más de dos meses. Un corto espacio de tiempo que, sin embargo, ha sido suficiente como para que, según denuncian desde la Plataforma en Defensa de la Abogacía (antiguo pilar de apoyo a Sonia Gumpert) "el reiterado incumplimiento de las promesas electorales y las presuntas irregularidades observadas en la gestión hayan desembocado en la dimisión de tres importantes miembros de la Junta".

Seguro médico

Según critican, la primera de sus promesas incumplidas fue la primera que comprometió ante los abogados madrileños: el seguro médico. La defensa del seguro médico constituyó una auténtica bandera para la candidatura de Sonia Gumpert. Tanto es así que, antes incluso de su proclamación como candidata, la Plataforma en Defensa de la Abogacía Madrileña www.defensaabogaciamadrid.com consiguió más de 1.200 firmas para tratar de anular los acuerdos de la junta extraordinaria en la que el anterior equipo de gobierno aprobó la creación de esa nueva mutua en sustitución del antiguo seguro médico. Tal y como denuncia dicha plataforma, "hasta el momento, y después de dos meses en el poder, Gumpert no ha convocado una junta extraordinaria para hacer valer la voluntad de la abogacía madrileña reflejada en las 1.200 firmas, y anular así los acuerdos de la anterior Junta de Gobierno sobre el cambio en el seguro médico".

Viajes de lujo y arbitraje

Las quejas de la plataforma continúan porque, según dice, "Sin embargo, Sonia Gumpert y Javier Iscar sí han tenido tiempo de irse de gira por los países del cono sur y también por Europa, visitando Uruguay, Brasil, Argentina, Croacia o Italia entre otros". Esta plataforma destaca que el objetivo de aquella gira fue la de fomentar la actividad arbitral y la firma de convenios para "la contribución al respecto de los derechos humanos y la democracia", en absoluto puntos prioritarios en su programa electoral. Además, esta gira no ha gozado de justificación alguna por parte de la decana ni tampoco de la debida publicidad.

En detrimento del seguro médico, esta actividad arbitral parece haberse convertido en el objetivo prioritario y centro de las políticas del nuevo gobierno del Colegio.

Otra de las características de la campaña de Sonia Gumpert para hacerse con el Colegio de Abogados de Madrid fue una crítica muy dura contra prácticas de la anterior junta de Gobierno, como el voto por delegación a tres. Una práctica que, según la Plataforma en Defensa de la Abogacía, la propia Gumpert llegó a calificar de "estafa procesal", "trampa" e incluso "táctica corrupta". Apenas un mes después de la toma de posesión, durante la asamblea ordinaria no sólo no suprimió dicho voto de delegación a tres, sino que lo promocionó, utilizó y llegó a pedir a los trabajadores del Colegio que lo buscaran, según denuncian.

En definitiva, dos meses repletos de incumplimientos, dice la plataforma que antes le prestaba el apoyo. Incumplimientos y "presuntas irregularidades" que no sólo han traído como consecuencia la dimisión de tres cargos electos de la Junta, sino que han comenzado a generar intranquilidad y desasosiego entre los abogados madrileños y otros miembros de la Junta de Gobierno que ya barajan dejar sus cargos.

A continuación