Prefiere a Rehn o "un finlandés"

El PP censura a Almunia y pide a Rubalcaba que deje de "vivir del rumor y el teletipo"

Almunia se pone en la diana del Gobierno. "Es curioso que me guste más escuchar a Rehn", dice el PP, que también censura a Rubalcaba.

P. Montesinos

Alfonso Alonso hizo visible el hondo enfado en el Gobierno y el partido que le sustenta en el poder tras las palabras de Alfredo Pérez Rubalcaba y Joaquín Almunia, incendiando el debate político sobre la línea de crédito a la banca, con los mercados ungidos en la incertidumbre. Manifestaciones "antipatriotas" en voz de un alto cargo gubernamental, una vez los mensajes de alivio provinieron de cargos comunitarios extranjeros.

Tanto es así, que el PP recurrió a Olli Rehn -portavoz de Asuntos Económicos-, que tantos quebraderos de cabeza ha dado y sigue dando al Ejecutivo, para poner el acento en su espaldarazo público al plan de ayuda a las entidades en problemas, frente a la postura de ambos dirigentes socialistas. "Me gusta cuando oigo a Rehn escuchando la capacidad de España para salir adelante", puso el acento el portavoz del Grupo, al término de la Junta de Portavoces. Incluso "alguien de Finlandia", llegó a decir.

En frente, Alonso situó la estrategia de oposición del PSOE, metiendo en el saco a Almunia -a pesar de su teórica imparcialidad por ser comisario europeo-, "dando pábulos a rumores". En su opinión, "vivir del rumor y del teletipo no es una posición de responsabilidad" y demuestra que para los socialistas "antes en el infierno que apoyar al Gobierno".

Esta queja pública deja claro el malestar en el Gobierno, mucho más intenso con respecto a Almunia, habida cuenta de que "es un español en Bruselas que critica al Gobierno de España, lo cual genera gran incertidumbre". No pocas voces ven en sus críticas al Ejecutivo, rechazando su versión sobre que no afectará a la política macroeconómica, un elemento más para que suba la prima de riesgo, que este martes vuelve a estar en niveles muy preocupantes.

"Prefiero escuchar a Rehn, me gusta más, que a Almunia", insistieron fuentes populares. En una respuesta más general, Alonso apostilló: "Ni nosotros ni nadie debe entrar a valorar rumores. Dar pábulos a rumores es irresponsable y está fuera de lugar", por lo que llamó a abrir una "reflexión sobre esto" y elevar por encima del resto la versión del Gobierno, puesta en conocimiento general por Mariano Rajoy el pasado domingo.

A continuación