sube sociedades

El ajuste: 18.000 millones de recortes y 9.000 de ingresos vía impuestos

Montoro anuncia un ajuste de 27.300 millones, junto a un plan contra el fraude, amnistía fiscal a los capitales en el exterior y subida del tabaco.

D. SORIANO

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) "más austeros de la historia" ya están sobre la mesa. Los han presentado este viernes en La Moncloa Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro, tras el Consejo de Ministros. Aunque aún falta el trámite parlamentario, la mayoría absoluta que tiene el PP en el Congreso y el Senado facilitará que el texto que salga de las Cámaras mantenga las líneas maestras anunciadas por el ministro de Hacienda y la vicepresidenta.

La clave de estos PGE para 2012 está en los 27.300 millones de ajuste ("el mayor esfuerzo de consolidación fiscal de la democracia", según Montoro) que tendrá que afrontar la Administración Central del Estado. Esta cifra equivale al 2,5% del PIB y se dividirá en un incremento de los ingresos de unos 9.000 millones y una reducción de los gastos de unos 18.300 millones de euros.

Las grandes cifras

La Administración Central cerró 2011 con un déficit del 5,1% del PIB. Para este año, esa cifra debe rebajarse hasta el 3,5%, lo que implicaría un recorte del 1,6% del PIB. Esto se ve dificultado por un aumento en las partidas comprometidas del 0,9% (pensiones e intereses de la deuda fundamentalmente). Por lo tanto, el ajuste en el resto de capítulos tiene que sumar el 2,5% del PIB (esos 27.300 millones que apuntábamos).

¿Cómo se conseguirá? Ésa es la pregunta que todo el mundo se hace este viernes. Por el lado de los gastos se supone que toca una reducción de algo más de 18.000 millones de euros, un 1,7% del PIB. Del recorte total, 13.400 millones saldrán de los Presupuestos de los ministerios. El resto, casi 5.000 millones, debería salir de partidas como las transferencias a las administraciones territoriales, aunque Montoro no lo ha aclarado con todo detalle este viernes.

Por el lado de los ingresos saldrán 9.000 millones de euros. Esta cantidad incluye la ya anunciada subida del IRPF y del IBI, así como el aumento del Impuesto de Sociedades presentado este viernes, junto al plan contra el fraude y la amnistía fiscal para capitales en el extranjero.

Gastos

En el capítulo de gastos, destaca el recorte que sufrirán los ministerios, que llegará al 16,9% de media respecto a lo aprobado en los PGE de 2011. De esta manera, pasarán de 79.209 a 65.803 millones (una reducción de 13.406 millones). La vicepresidenta lo ha explicado diciendo que "no podemos permitirnos lujos".

Todos los ministerios sufrirán una importante rebaja en sus presupuestos, aunque destaca la reducción de algunas de las partidas más polémicas y costosas, como las políticas activas de empleo (1.500 millones menos) o la cooperación al desarrollo (594 millones menos). Asuntos Exteriores (con un recorte del 54%), Fomento (34%), Industria (32%) y Agricultura (31%) son los departamentos que verán sus Presupuestos más disminuidos.

Eso sí, el Gobierno ha querido dejar claro las partidas que se salvan del tijeretazo:

  • Se actualizarán de las pensiones
  • Se congela (sin bajarlo) el sueldo de los funcionarios
  • Se mantendrán las prestaciones por desempleo
  • Se mantendrá el "gasto social"

Ingresos

Por el lado de los ingresos, el Gobierno ha aprobado varias medidas dirigidas a incrementar la capacidad recaudatoria del Estado. No se tocará el IVA para no "perjudicar el consumo", ha afirmado la vicepresidenta; pero sí se pedirá "un esfuerzo a las grandes empresas" a través del Impuesto de Sociedades.

El incremento en la recaudación será de unos 9.000 millones, aunque en la presentación del Gobierno se apunta a que las diferentes subidas de impuestos aportarán a las arcas públicas unos 12.314 millones extra. Esto es así por la caída de la actividad económica. Es decir, la subida del IRPF, IBI, Sociedades e Impuestos Especiales se verá en parte compensada por la crisis.

Por ejemplo, en el Impuesto de Sociedades, la previsión de Hacienda es que, si no se hubiera hecho nada, la recaudación habría caído en algo menos de 2.400 millones de euros. En los PGE, este capítulo se prevé que crezca unos 3.000 millones respecto a lo recaudado en 2011. Por lo tanto, el impacto real de la eliminación de deducciones y bonificaciones será de unos 5.350 millones.

Éste es el resumen de las medidas del Gobierno desde el lado de los ingresos:

  • Eliminación de deducciones y bonificaciones en el Impuesto de Sociedades. Se busca recaudar más a través del incremento del tipo real que se paga (la mayoría de las grandes empresas pagan mucho menos por IS porque se benefician de diferentes beneficios fiscales).
  • Refuerzo a la recaudación del Impuesto sobre el Tabaco.
  • Plan de lucha contra el fraude, que espera que contribuya a ese aumento de la recaudación y que se presentará en el próximo Consejo de Ministros, que limitará el uso de efectivo a una cantidad concreta.
  • Se ha presentado una amnistía fiscal para el capital que retorne a España, que sólo tendrá que pagar un "gravamen especial" del 10%, quedando así exonerado de cualquier penalización o sanción. Con esta medida, el Gobierno pretende recaudar unos 2.500 millones, lo que querría decir que se repatriarían hasta 25.000 millones de euros. Es complicado imaginar que tanta gente quiera traer su dinero a España en estos momentos de incertidumbre (no sólo respecto al país, sino incluso respecto al futuro del euro).

Reformas estructurales

Por otro lado, el Gobierno ha anunciado un nuevo paquete de reformas estructurales entre los que destacan el ajuste en el déficit tarifario del sector eléctrico (habrá un incremento de la factura de la luz, pero también las compañías eléctricas pagarán su parte o dejarán de recibir todo lo que se les había prometido). En esta línea, el Gobierno ha aprobado una subida de la Tarifa de Último Recurso (TUR) de la luz del 7% a partir del próximo domingo 1 de abril, así como otra del 5% en el caso de la tarifa del gas natural. En paralelo, el Gobierno ha aprobado un recorte de 1.700 millones de euros en las retribuciones de los distintos agentes del sector, entre ellos las eléctricas, que solo en distribución recibirán 688 millones de euros menos.

Por otro lado, ha anunciado una reforma de la justicia para "reducir la litigiosidad", que se sustanciará a través de un Anteproyecto de Ley de Tasas, "con el objeto de ajustar las tasas de los litigantes a los costes del servicio" y que se aplicará en las jurisdicciones civil, contencioso-administrativa y social. El objetivo del Gobierno es aumentar sus ingresos en unos 214 millones de euros con esta medida.

Las palabras de Montoro y Sáenz de Santamaría

El Gobierno acometerá un "ajuste drástico" en el gasto público. Con estas palabras, Soraya Sáenz de Santamaría ha anunciado este viernes, tras el Consejo de Ministros, cuáles han sido las líneas maestras que han guiado la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado. Con gesto serio, flanqueada por los ministros de Hacienda e Industria, Cristóbal Montoro y José Manuel Soria, la vicepresidenta ha anunciado un recorte del 16,9% del gasto de los ministerios y un incremento en el Impuesto de Sociedades y el Impuesto sobre el Tabaco. En total, el ajuste alcanzará los 27.300 millones de euros.

Cristóbal Montoro ha justificado estos PGE, que ha calificado de "extraordinarios y los más austeros de la democracia", porque la situación es "crítica". "Es un ajuste muy duro, que significa renunciar a muchos programas de gasto", ha asegurado el ministro de Hacienda. En su opinión, es el "mayor esfuerzo de consolidación fiscal de la democracia, con 27.300 millones de euros", tanto por la parte de ingresos como de gastos.

El ministro ha dejado claro que la principal "tarea es la reducción desde el 8,5% hasta el 5,3% de déficit para el conjunto de las administraciones públicas. Todas las medidas tanto de gastos como de ingresos intentan garantizar la constitución de ese objetivo. Es una condición ineludible para el Gobierno".

Expectación

Más de 150 periodistas y 50 reporteros gráficos se han acreditado para cubrir la rueda de prensa que informará sobre los Presupuestos aprobados por el Consejo de Ministros. Entre ellos, medios de Alemania, Italia, Francia, Reino Unido y EEUU. Algunas televisiones de Alemania, Holanda o Italia harán conexiones en directo de la rueda de prensa.

A continuación