Un 13% menos por dotaciones

CaixaBank gana 1.053 millones en 2011 tras sanear su balance

La entidad alcanza un core capital del 12,3% y ya cumple con todos los requisitos exigidos para este año por la UE.

D. SORIANO

El año 2011 ha sido un ejercicio "difícil" y el 2012 tampoco será fácil para el sector financiero español. Así lo ha reconocido Isidro Fainé este viernes, en la presentación de resultados de La Caixa. Sin embargo, su entidad ha salido relativamente bien parada de esta complicada coyuntura. Los beneficios han caído un 13%, a causa el aumento de las provisiones, pero a cambio han aumentado su solvencia por encima de la media del sector y ya cumplen con todos los criterios de solvencia que la UE ha exigido a los bancos europeos para este verano.

La presentación de este año era especial el grupo catalán, puesto que era la primera en la que estaba presente Caixabank, el banco a través del cual ejerce ahora su actividad bancaria La Caixa. Entre las cifras principales, la entidad presenta una cara y una cruz: la parte negativa es que los beneficios han caído un 13%, hasta los 1.053 millones de euros. En el lado positivo, el Grupo La Caixa ya cumple con todos los criterios EBA de solvencia. Esto quiere decir que a seis meses de presentarse ante el regulador europeo, la entidad ya ha hecho los deberes.

Estas dos cifras, alrededor de las que ha girado toda la presentación, se explican a través de dos movimientos: en primer lugar, el aumento de las previsiones en 755 millones de euros, hasta los 3.119 millones. De esta manera, el core capital del grupo se sitúa en el 12,5%, por encima de las nuevas exigencias de la UE. Por otra parte, los 907 millones de beneficios extraordinarios (aunque Isidro Fainé los ha calificado de "ordinarios, porque todos los años los presentamos") también han ayudado a sostener las cuentas de la entidad. En estos resultados extraordinarios, destaca la venta del 50% de Adeslas a Mutua.

Desde el punto de vista de los resultados, tanto Fainé como José María Nin (consejero delegado del Grupo) han querido resaltar el incremento de la cuota de mercado, pese a la ligera caída en la cifra de negocio (-0,2), y la mejora del margen de explotación (3.040 millones de euros, un 0,9% más), en un entorno muy complicado. "No hemos querido entrar en la guerra del pasivo" ha asegurado en este sentido Nin.

Respecto a su presencia en el mercado, Caixabank acoge el 15,9% de las nóminas, el 13% de las pensiones y el 22% de los autónomos españoles, con crecimientos de presencia en los tres sectores, así como en el de fondos de inversión y seguros de ahorro. Todos estos datos van en línea con el objetivo del Plan Estratégico del grupo, de alcanzar el 15% de cuota en banca particular en 2014. "Somos una entidad centrada en banca minorista", ha reafirmado Fainé.

En la otra parte clave del balance, la referida a la solvencia, Nin ha querido destacar el "esfuerzo titánico" del banco en el incremento de las provisiones y el saneamiento, hasta los 3.119 millones en 2011 (entre los que destacan los 1.039 millones de euros en saneamientos extraordinarios).

En el lado de la gestión del riesgo, Caixabank ha pasado de un ratio de morosidad del 3,65% hasta un 4,90%, mientras que la media del sector se situaba en el 7,51%. De esta manera, la entidad catalana manejaba un ratio de cobertura del 60% (5 puntos mejor que la media del sector) y un 137% de cobertura con garantía real. Destaca, entre estos datos, la elevada morosidad (25,8%) de la cartera de promotores inmobiliarios. En este sector del mercado, tan expuesto al escrutinio público, el crédito sólo ha caído desde 2008 un 5% de media en los bancos españoles; mientras, La Caixa ha conseguido reducir su exposición un 26%.

De esta forma, la cartera de inmuebles de CaixaBank, derivada de la gestión de la cartera de créditos, asciende, a 31 de diciembre de 2011 a 1.140 millones de euros netos, con una cobertura del 36%. Del total de la cartera, un 14% corresponde a suelo, con una cobertura del 62%.

Microcréditos y obra social

Por otro lado, Fainé ha querido dar mucha importancia en su exposición a la parte social: "El alma de La Caixa" ha dicho, repitiendo el eslogan publicitario del grupo. En este aspecto, MicroBank, el banco de microcréditos del grupo, ha concedido 34.307 préstamos en 2011 por valor de 217,9 millones de euros, incrementando el importe de su cartera de microcréditos en un 16,7% respecto a 2010.

La Obra Social de La Caixa mantendrá el presupuesto de 500 millones de euros para 2012, la misma dotación de los últimos cuatro años, cifra con la que se sitúa como primera fundación privada de España y una de las más importantes del mundo. La prioridad será la atención a las principales necesidades de los ciudadanos con el desarrollo de programas sociales y asistenciales, a los que se dedicará el 66,3% del presupuesto (331,5 millones de euros).

El apartado cultural supondrá el 13,8% de la inversión (69 millones); los programas de Ciencia, Investigación y Medio ambiente el 13,5% (67,6 millones), y el apoyo a la educación y formación el 6,4% (31,9 millones).

A continuación