MÁS CERCA DE AGUIRRE QUE DE GALLARDÓN

Botella apuesta por la austeridad y por eliminar trabas a los comercios

La nueva alcaldesa de la capital apuesta por facilitar la creación de pymes y la austeridad presupuestaria.

D. SORIANO

Ana Botella ya es alcaldesa de Madrid. Y en su primer discurso en su nuevo cargo ya ha apuntado las primeras líneas de actuación que seguirá su equipo. Pese a que lleva más de ocho años como concejal de Alberto Ruiz Gallardón, la nueva alcaldesa ha esbozado un proyecto de Gobierno mucho más cercano al de Esperanza Aguirre que al de su antiguo jefe. Las claves: menos burocracia, menos gasto público, austeridad y cercanía de la administración a los ciudadanos.

Las primeras medidas anunciadas por Botella van claramente en la línea marcada por la Comunidad de Madrid, aunque también suenan de forma parecida a los anuncios hechos por el nuevo Gobierno. Si hace apenas unas semanas, Aguirre anunciaba una ley que prácticamente eliminaría la burocracia previa para abrir un comercio, este martes, Botella ha confirmado que la ciudad de Madrid se une a este proyecto. De esta manera, se aprobará una normativa que elimine la necesidad de una "comunicación previa" de la administración. Todo aquel que quiera abrir un negocio que no requiera de declaración de impacto ambiental sólo tendrá que informar al ayuntamiento y comprometerse a cumplir con los requisitos municipales. Luego, vendrá el control administrativo (que incluso podría acabar en el cierre del comercio), pero mientras el empresario podrá comenzar las obras, abrir su local, etc... Además, también ha anunciado que en todos los concursos públicos habrá una reducción de los requisitos para presentarse y una simplificación de los pliegos.

Además, Botella ha pronunciado una de las palabras más repetidas por Mariano Rajoy, pero que ha sido casi tabú en el consistorio dirigido por Ruiz Gallardón: "Austeridad". La nueva alcaldesa ha asegurado que su administración seguirá "por el camino de la disciplina presupuestaria. Recortaremos la deuda y aplicaremos la austeridad en las cuentas públicas".

Su antiguo jefe disparó la deuda municipal y dejó a la ciudad como una de las más endeudadas de Europa. Por eso, le ha querido lanzar un guiño exculpatorio, al asegurar que "las grandes inversiones" han relanzado el papel de la capital de España en el mundo y han conseguido situarla entre las más importantes urbes europeas. Eso sí, Botella ha afirmado también que todas estas grandes obras "ya están culminadas" y que es el momento del ahorro.

A continuación