Ferrer gana un partido dramático ante Kohlschreiber y lleva a España a semifinales

El de Jávea gana en cinco sets después de casi cinco horas de encuentro. España se medirá a Francia como visitante en la penúltima ronda.

Libertad Digital

David Ferrer ha dado al equipo español de Copa Davis el quinto y definitivo punto de la eliminatoria de cuartos de final ante Alemania, tras imponerse en un vibrante partido a Philipp Kohlschreiber, por 7-6(1), 3-6, 7-6(4), 4-6 y 7-5, después de cuatro horas y 51 minutos de un dramático encuentro disputado en la plaza de toros de Valencia, que estuvo abarrotada para seguir la serie entre españoles y germanos.

España partía con una desventaja de 2-1 al inicio de la jornada del domingo, pero los dos triunfos logrados en los últimos partidos de individuales, primero de Rafa Nadal ante Alexander Zverev y posteriormente de Ferrer completaron la remontada española en una plaza de toros de Valencia abarrotada.

Con este triunfo por 3-2 ante Alemania, España vuelve a una semifinal de la Copa Davis seis años después y eleva a 27 sus eliminatorias ganadas de manera consecutiva como local.

Desde el inicio del partido se vio a un Ferrer muy distinto al que el pasado viernes concedía sin apenas resistencia el primer punto a Alemania. El alicantino, más serio y agresivo, se puso con 4-2 tras conseguir la primera rotura de servicio del partido, pero no pudo consolidarla y Kohlschreiber igualó el partido a cuatro juegos.

La tensión iba en aumento y el jugador germano dispuso de dos puntos de break en el undécimo juego, pero Ferrer salvó con apuros su servicio y se puso 6-5. A continuación, dispuso de un 0-40 para cerrar la primera manga, pero el tenista alemán sacó a relucir su calidad para llevar el partido al tie-break. En el juego decisivo, Ferrer no se amilanó y jugo con muchísima agresividad y acierto, lo que le permitió ponerse con un 5-0, una amplia renta que no desaprovecharía para apuntarse el set inicial con un gran globo de revés.

Kohlschreiber subió las revoluciones de su tenis en el segundo set, con muy buenos porcentajes en su primer servicio, pero sobre todo dominando desde el fondo de la pista a Ferrer, al que movió de un lado y otro de la pista. El de Jávea empezaba a ir al son que marcaba su rival y a pesar de sus buenas defensas, era el alemán el que llevaba el ritmo del partido. Con 4-2 en contra, Ferrer consiguió devolverle el break al germano, pero a continuación perdió el suyo para ponerse 5-3. Kohlschreiber se apuntó su servicio en blanco e igualó el duelo.

En el tercer set, las cotas de emoción e intensidad subieron muchos enteros. Hubo un breve parón por la lluvia cuando arrancaba la manga que pareció desconcentrar al español, que en la reanudación perdía su servicio cuando había dejado el tercer juego con un 30-0 a su favor. No se vino abajo el alicantino, que recuperó el break y protagonizó a continuación un quinto juego agónico, en el que fue capaz de levantar hasta seis puntos de rotura.

La tensión era máxima en una lucha sin cuartel de ambos jugadores. Kohlschreiber pareció dar el golpe definitivo al set cuando se puso con 5-4 y su servicio pero de nuevo emergió el espíritu indomable de David Ferrer para recuperar el saque perdido. El set se encaminó a la muerte súbita. El alemán arrancó con un 3-0, pero Ferrer se rehizo y neutralizó su desventaja. Su fe se vio aliada con la fortuna, ya que dos bolas en la cinta consecutivas le dieron los dos últimos puntos para apuntarse el parcial por 7-4.

Tras el desgaste emocional y físico del tercer set, ambos tenistas se tomaron un pequeño respiro en el cuarto, en el que arreció el viento sobre la pista. Con un juego más contenido los jugadores fueron sumando sin sobresaltos sus servicios, aunque Ferrer dispuso de un punto de break en el quinto juego. En el momento clave de la manga, Kohlschreiber aprovechó su primera opción para romper el saque de Ferrer, con 5-4, y con fortuna, tras golpear la bola en la cinta y caer del lado de la pista española y forzar el set definitivo.

Comenzó muy bien Ferrer con un 3-1 de salida ante un rival que parecía perder fuelle, pero el alemán consiguió meterse de nuevo en el partido y se puso 4-3 arriba. El español se vio contra las cuerdas con dos puntos de break en el octavo juego, pero las salvó, quizás también el partido. Kohlschreiber acusó la oportunidad perdida y en el undécimo juego perdió su servicio, Ferrer no desaprovechó la oportunidad y cerró el partido y la eliminatoria tras un titánico partido de casi cinco horas de duración.

Francia, rival en semifinales

España jugará la ronda de los cuatro mejores como visitante contra Francia, vigente campeona del torneo, del 14 al 16 de septiembre. La Armada no lograba el pase a la penúltima ronda de la Copa Davis desde el año 2012, cuando superó a Estados Unidos, aunque perdió posteriormente la final ante la República Checa por 3-2. El equipo galo alcanzó las semifinales al imponerse en Italia por 1-3.

La del próximo septiembre será la novena confrontación entre ambos equipos, con un balance de 6-2 favorable al español.

La otra semifinal medirá a Croacia contra Estados Unidos en terreno balcánico. Los europeos se han impuesto a Kazajistán por 3-1, mientras que los norteamericanos, capitaneados por Jim Courier, han derrotado a Bélgica por 3-0.

A continuación