Djokovic vive un auténtico infierno con su codo derecho

El tenista serbio cayó en su debut en Indian Wells ante Daniel Taro. Los problemas en su codo le hacen jugar con dolor y sin confianza en su tenis.

David Vinuesa

Ver caer a Novak Djokovic en su estreno en Indian Wells no es lo más normal del mundo y pese a estar en un difícil proceso de recuperación de una lesión muy complicada en su codo derecho nadie se acostumbra a asumir que Nole está muy lejos de su mejor tenis y de un estado óptimo de ánimo y de físico.

Su rival en el día de ayer fue Daniel Taro y pese a ser éste un joven y prometedor tenista japonés, el nivel de Nole es muy superior al del nipón. La diferencia entre ese Djokovic que deslumbró años atrás siendo prácticamente imbatible como número 1 respecto al actual, que apenas puede jugar sin dolor, es precisamente eso, sus problemas en el codo.

"Felicito a mi rival por el espíritu de lucha que mostró. Pero en lo personal me sentí muy raro. Sobre todo con el revés, que siempre fue mi golpe más sólido. Es parte del momento que me toca atravesar", comentó Djokovic tras perder en el Masters 1000 de Indian Wells.

Novak sigue sufriendo constantemente con su codo ya que no termina de jugar sin dolor y eso hace que en golpes con mayor impacto en la zona sensible, como es el revés, el serbio no termine de encontrar la precisión y la confianza para dominar los puntos. Él lo sabe, pero intenta superar los problemas con optimismo: "No se suponía que estuviera aquí esta semana. Me recuperé muy rápido y no venía con expectativas, pero esto no fue nada bueno. Extraño la competición. Tengo que hablar con mi equipo para crear la mejor estrategia posible de cara al futuro".

Djokovic, ganador de 12 Grand Slams, seguirá luchando como él mismo reconoció ante la prensa: "Dios siempre te pone desafíos cuando menos te lo esperas. Siempre algo bueno surge de esos momentos. Todo pasa por una razón". Los problemas de Novak con su codo datan de 2017 cuando tuvo que estar parado varios meses. En febrero de 2018 fue operado en secreto en Suiza. El mundo del tenis espera que este infierno sólo sea un paso atrás para volver aún con más fuerza.

A continuación