Play

Rafa Nadal detiene un partido para ayudar a una espectadora que había perdido a su hija

El tenista se percató de la desesperación de una madre que había perdido a su hija. 

Libertad Digital

Durante este fin de semana se vivió en Manacor una escena inesperada en una cancha de tenis. Cuando un tenista tarda más tiempo de lo habitual, normalmente, se produce por cansancio o porque algún espectador no se ha sentado en su lugar. Este caso fue diferente.

En un partido de exhibición en el que Rafa Nadal jugaba con Carlos Moya y John McEnroe, el tenista español se percató de la desesperación de una espectadora en la grada y detuvo el partido. Era una madre y había perdido a su hija. Había más gente de lo normal y ella no podía moverse entre la multitud. Todo el estadio se centró en dicha escena y al final, ante el silencio del estadio, la madre pudo escuchar y encontrar a su hija.

A continuación