Djokovic se clasifica para semifinales de la Copa Masters

El serbio se ha impuesto al de Tandil, número cinco del mundo, en tres sets, por 6-3, 3-6 y 6-3 en una hora y 54 minutos.

Libertad Digital

Novak Djokovic sigue los pasos de Rafa Nadal y ya está en semifinales de la Copa Masters que se disputa en Londres. Su víctima esta noche en la pista del O2 Arena, Juan Martín del Potro, se jugará un puesto en la siguiente ronda con el suizo Roger Federer el próximo sábado, en un duelo que promete emociones muy fuertes.

Del Potro se ha enfrentado a Djokovic nada menos que nueve veces en los últimos dos años y conoce sus golpes a la perfección, si bien sólo ha logrado sacar dos victorias de todos esos encuentros. Esta vez volvió a caer en la trampa del serbio, a pesar de que le complicó el encuentro en el segundo parcial.

A sus 25 años, Delpo ha recuperado esta temporada las mejores sensaciones de su carrera y se presenta en el torneo que clausura el año por segunda vez como número cinco del ranking, la misma posición que defendió en 2009, cuando explotó como tenista al conquistar el Abierto de Estados Unidos. El argentino se empleó a fondo el lunes para batir al francés Richard Gasquet (6-7 (4), 6-3 y 7-5) y venció así la maldición que mantenía hasta ahora en el primer partido del torneo, que perdió en sus tres participaciones anteriores.

Con opciones de cerrar su pase a semifinales, Del Potro salió encendido a la pista azul del O2 Arena. Mientras a Djokovic se le calentaba el brazo en el juego inaugural, el argentino aprovechó para forzar sus dos primeras bolas de ruptura, que asentaron su autoridad sobre la pista.

Desde sus casi dos metros de altura, el de Tandil lanzaba golpes precisos y potentes contra un Djokovic que se refugiaba en largos intercambios a la espera de un error de su rival o una bola a la línea que le solventara el punto. El serbio ya sabe que no podrá arrebatarle el número uno del mundo a Nadal, pero aspira a cerrar una temporada algo agridulce, en la que ha perdido dos finales de Grand Slam (Wimbledon y US Open), conquistando su segundo Masters consecutivo, el tercero de su carrera.

Al Djokovic se le doblegaba la raqueta hacia atrás ante los obuses que le enviaba el argentino al servicio, pero sabía después buscarle el revés en el momento justo para dejarle desarmado. Tras varios juegos al límite, el serbio impuso su astucia al resto para ponerse 4-2 por delante en el primer parcial, y a partir de ahí Del Potro, aunque continuaba sacando con rabia, no pudo más que dejarse arrastrar hasta el final del primer set.

Con ventaja en el marcador, el serbio se relajó y permitió que el argentino se creciera ante los más de 15.000 espectadores que abarrotaban el O2 Arena de Londres, que le jaleaban en español en las pausas entre juegos. Con todo, Djokovic no tenía intención de dejar escapar el partido, y en el mismo punto que en el primer set, con 2-3 y al resto, dejó en blanco al argentino, un golpe que resultó definitivo en el duelo.

A continuación