Steve Kerr asombra al mundo con su alegato contra la matanza de Texas

El tiroteo se produjo horas antes en una escuela de Uvalde (Texas), en la que han muerto al menos 19 niños y dos adultos.

Libertad Digital

Si alguien puede hablar en primera persona del sufrimiento de una familia que pierde a un miembro de la misma es el entrenador de Golden State Warrios, Steve Kerr. En su día, antes incluso de ser la estrella que fue como jugador en los Chicago Bulls y ahora como entrenador en San Francisco, Steve perdió a su padre, el cual fue asesinado con dos tiros en la cabeza en la Universidad americana del Líbano por dos miembros de Hezbolá.

Ahora, años después, Steve Kerr asombra al mundo con su alegato contra la matanza de Texas que ha tenido hace escaso días. Dicho tiroteo se produjo horas antes en una escuela de Uvalde (Texas), en la que han muerto al menos 19 niños y dos adultos.

"No voy a hablar de baloncesto hoy.... Ninguna pregunta de baloncesto importa. Desde que salimos esta mañana del entrenamiento, 14 niños (la cifra de víctimas subió luego a 19) y un profesor fueron asesinados a 400 millas de aquí (644 kilómetros). En los últimos 10 días, hemos tenido a ancianos negros asesinados en un supermercado de Búfalo, a feligreses asiáticos asesinados en el sur de California y ahora tenemos a niños asesinados en la escuela", comentó Kerr en rueda de prensa.

"¿¡Cuándo vamos a hacer algo?!", llegó a gritar Steve Kerr visiblemente emocionado y con lágrimas en los ojos. "Estoy muy cansado. Disculpadme, lo siento. Estoy cansado de los minutos de silencio. Basta", prosiguió Steve.

Además, el entrenador estadounidense apuntó directamente a los políticos: "50 senadores en Washington nos tienen como rehenes. ¿Os dais cuenta de que el 90 % de los estadounidenses, más allá de su partido político, quieren antecedentes universales (para comprar armas)? Nos tienen como rehenes 50 senadores en Washington que rechazan incluso someter (el proyecto de ley) a voto, pese a lo que los estadounidenses quieren. No lo votarán porque quieren conservar su propio poder. ¡Es patético! Ya he tenido suficiente".

A continuación