Los Grizzlies infligen a los Thunder la mayor paliza de la historia en la NBA: 73 puntos de diferencia

Santi Aldama aprovecha la histórica victoria de los Grizzlies (152-79) para dejar su huella con un doble de 18 puntos y 10 rebotes.

Libertad Digital

El jugador español Santi Aldama no desaprovechó este jueves la histórica noche en la NBA que vivió su equipo, los Memphis Grizzlies, para brillar y dejar su huella en la apabullante victoria por 152-79 a los Oklahoma City Thunder. Nada menos que 73 puntos de diferencia, la mayor paliza en la historia de la liga estadounidense.

Los Grizzlies entran así en la historia con una exhibición que superó los 68 de diferencia (148-80) que los Cleveland Cavaliers lograron ante los Miami Heat en 1991.

Y ala-pívot grancanario tampoco dejó pasar la ocasión para ser protagonista en un momento donde está contando con bastantes minutos. En esta ocasión, fueron más de 28 que le sirvieron para ser el máximo reboteador de su equipo con 10 capturas, la mitad ofensivas, y cerrar un gran doble-doble con 18 puntos, con 8/16 en tiro, el tercero que más anotó de los suyos tras Jaren Jackson (27) y De'Anthony Melton (19).

Con un total de nueve jugadores en doble dígito de anotación y casi un 63 por ciento en lanzamiento, Memphis también batió su récord de puntos en un partido de la NBA, que estaba hasta ahora en los 144 que firmaron en el año 2007 ante los Golden State Warriors.

Los Grizzlies, que siguen sin poder contar con su estrella, Ja Morant, han sumado su tercer triunfo consecutivo para afianzarse en la zona de playoff de la Conferencia Oeste, donde marchan actualmente quintos, después de dominar de principio a fin a unos desdibujados y alicaídos Thunder, que ya arrastran ocho derrotas seguidas, otra de ellas por 43 puntos ante Minessota Timberwolves hace dos semanas.

A continuación