La funesta confusión del piloto del helicóptero donde viajaba Kobe Bryant que causó el trágico accidente

Un nuevo informe revela que el piloto de Kobe Bryant se habría desorientado por la niebla antes de estrellarse.

LD/Efe

El piloto del helicóptero que se estrelló en una colina en medio de la niebla, causando la muerte de Kobe Bryant y otros siete pasajeros, estaba confundido en el momento del accidente, ya que informó que estaba ascendiendo cuando en realidad estaba descendiendo. Esta información la dieron a conocer los investigadores federales en documentos publicados este miércoles.

El piloto Ara Zobayan comunicó por radio a los controladores de tránsito aéreo que estaba subiendo a 4.000 pies para superar las nubes, cuando en realidad el helicóptero se precipitaba hacia una colina donde se estrelló al noroeste de Los Ángeles, causando la muerte a las nueve personas que iban a bordo de la nave.

El accidente ocurrió la mañana del domingo, 26 de enero, cuando Bryant llevaba a su hija Gianna a un partido de baloncesto.

El informe de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte dijo que Zobayan pudo haber "percibido mal" los ángulos en los que estaba descendiendo y ladeando. Dijeron que es algo que puede suceder cuando un piloto se desorienta y hay poca visibilidad. "Los ángulos aparentes calculados en este momento muestran que el piloto podría haber percibido erróneamente los ángulos de cabeceo y balanceo", indicó un informe.

El texto agrega que "durante el descenso final, el piloto, respondiendo (al control de tráfico aéreo), declaró que estaban subiendo a cuatro mil".

Las 1.700 páginas de informes no ofrecen una conclusión de la causa del accidente, sino que compilan informes. El final que establezca las causas del accidente se dará a conocer cuando se hayan estudiado y valorado todas las hipótesis y analizado los datos que hay en poder de los investigadores federales.

La NTSB dijo que no había signos de fallo del motor en el Sikorsky S-76 y que el rotor estaba girando justo antes de tocar el suelo a unas 184 millas por hora (296 kilómetros por hora).

El impacto causó un cráter y escombros dispersos sobre un área del tamaño de un campo de fútbol en las colinas de Calabasas (California). Bryant, su hija de 13 años, Gianna, y seis de sus amigos perdieron la vida, al igual que el piloto. Unos 45 minutos antes del despegue, Zobayan envió un texto a un grupo de personas que supervisaban el vuelo diciendo que el clima estaba "bien".

A continuación