Entrevista LD a José Manuel Calderón: "Fue una suerte haber vivido el partido de los 81 puntos de Kobe Bryant"

El extremeño, que colgó las botas en noviembre pasado, analiza la figura del malogrado exjugador de los Lakers en una entrevista a este periódico.

Luis F. Quintero

22 de enero de 2006. Aquel día, el malogrado Kobe Bryant volvía a hacer historia en la NBA, casi una década después de su debut, al anotar la friolera de 81 puntos en el partido que Los Angeles Lakers ganaron a los Toronto Raptors en el Staples Center (122-104). Un encuentro histórico porque a día de hoy sigue siendo la mejor marca anotadora de la era moderna y la segunda en la historia de la liga, sólo por detrás de los míticos 100 puntos de Wilt Chamberlain en 1962.

Ni siquiera el mismísimo Michael Jordan se acercó a esas cifras, teniendo su mejor registro en los 69 puntos que le endosó a los Cleveland Cavaliers el 28 de marzo de 1990, en un partido que los Chicago Bulls ganaron en la prórroga (113-117). "Esta noche Dios se ha disfrazado de Michael Jordan", dijo Larry Bird sobre el mítico 23, para muchos el mejor jugador de todos los tiempos.

Pero volviendo a Bryant, un español, José Manuel Calderón, sufrió en sus propias carnes el recital anotador de La Mamba, fallecido el pasado domingo junto a su hija Gianna Maria (13 años), en un accidente de helicóptero, ocurrido en la localidad californiana de Calabasas (al norte de Los Ángeles), en el que perdieron la vida otras siete personas más.

Era la primera campaña en la NBA de Calde, que llegó a los Raptors en agosto de 2005 como agente libre y que luego también vistió las camisetas de los Detroit Pistons (dos etapas), Dallas Mavericks, New York Knicks, Los Angeles Lakers, Atlanta Hawks y Cleveland Cavaliers, antes de colgar las botas el pasado mes de noviembre para seguir ligado a la liga estadounidense como asistente especial de la directora ejecutiva de la NBPA, el sindicato que representa a los 450 jugadores profesionales de la NBA.

Lejos de sentir que sufrió una humillación por esos 81 puntos de Kobe aquella noche del 22 de enero de 2006, Calderón (4 puntos en 12 minutos en ese partido) se siente un privilegiado. "Muchos me decían: '¡Vaya mala suerte haber estado en un partido en el que Kobe te hace 81 puntos!'. Pero yo no lo veo así, yo creo que para mí fue toda una suerte. Yo estuve allí y lo viví en primera persona", relata el extremeño en una entrevista a Libertad Digital.

Como se puede leer unas líneas más arriba, Calderón también vistió la camiseta de los Lakers, como Kobe, aunque su llegada a Los Ángeles fue para la temporada 2016/17, una vez que La Mamba Negra había dicho adiós a las canchas. "Estuvo allí toda su carrera y siempre estaba presente. En aquel vestuario sonaban frases como 'Con Kobe esto se hacía así' o 'Cuando estaba Kobe esto era lo que hacíamos'. Te dabas cuenta de que había muchos aspectos de la vida del equipo que giraban en torno a él", relata a este periódico José Manuel Calderón, el cuarto jugador español que recaló en la mejor liga del mundo de baloncesto después de Fernando Martín, Pau Gasol y Raúl López.

El que fuera base de la selección española durante muchos años (Villanueva de la Serena, Badajoz, 28 de septiembre de 1981), ganador del oro en el Mundial de Japón 2006 con la selección española —entre otras tantas medallas— tiene hoy 38 años y se desempeña con éxito también en los despachos. Sólo unos días después de la muerte de Kobe Bryant, atiende la llamada de Libertad Digital para compartir sus reflexiones y recuerdos de Kobe Bryant, sin duda uno de los mejores jugadores de baloncesto de la historia y también uno de los mejores deportistas de todos los tiempos.


Entrevista a José Manuel Calderón

¿Qué ha significado para ti la figura de Kobe Bryant?

Kobe ha sido y es un ejemplo para muchos de nosotros. Un jugador de nuestra generación, en el que nos hemos fijado todos. Ha sido el mejor durante muchos años. Alguien que se acababa de retirar y que seguía siendo cercano, que se preocupaba de los suyos, alguien para quien su familia siempre ha estado por delante. En definitiva, alguien que ha dado ejemplo durante toda su vida.

¿Cuál fue tu relación con él?

He coincidido con él en la cancha. Piensa que he jugado dos finales de los juegos olímpicos contra él y durante muchos años en la cancha. Además, que fuera compañero de Pau le hizo mucho más cercano a nosotros y hemos podido verle mucho más que de no haber sido así. Todo esto le hacía mucho más cercano y especial.

Llegaste a los Lakers el año siguiente a su retirada. ¿Se notaba su vacío en el vestuario, pese a no haber convivido con él en aquellas instalaciones?

Pues la verdad es que sí. Él había estado allí durante toda su carrera y siempre estaba presente. Yo estuve en aquel vestuario y era habitual escuchar "con Kobe esto se hacía así" o "cuando estaba Kobe esto era lo que hacíamos". Te dabas cuenta de que había muchos aspectos de la vida del equipo que giraban en torno a él.

¿Cómo era como rival en la cancha?

Kobe Bryant era un jugador que no tenía amigos en la pista. Quería ganarte siempre, pero, al mismo tiempo, respetaba el baloncesto, respetaba al rival y eso es, quizá, lo más importante. Aquello creo que era lo que le hacía que fuera un jugador tan especial.

¿Su relación con España trascendía a Pau Gasol?

Que fuera amigo de Pau Gasol le acercó mucho más a España. Le gustaba España, al menos era la sensación que me daba. De todos modos, piensa que era un jugador que tenía un pasado en Italia y, quizá por eso, conocía el baloncesto europeo más que otros y esto también el hacía diferente.

Estos días seguro que los recuerdos se han sucedido. Pero, ¿con cuál te quedas? ¿Qué anécdota de tus enfrentamientos con él se te ha venido más a la cabeza estos días?

Es difícil contestar, son muchos momentos y muchos partidos. Quizá mi estreno en la NBA, fue contra él y fue el partido en el que anotó los 81 puntos. Aquella fue mi bienvenida a la liga fue mi arranque en la NBA. Fue un partido que disfruté muchísimo, fue un partidazo en el que casi intuías que habías formado parte de uno momento histórico, de un pedazo de la historia del baloncesto. Recuerdo que, entonces, muchos me decían que "vaya mala suerte" haber estado en un partido en el que Kobe te hace 81 puntos, pero yo no lo veo así, yo creo que para mí fue toda una suerte. Yo estuve allí y lo viví en primera persona.


¿Con qué te quedas de su persona?

Quizá su cercanía a todo el mundo. Es una figura que ha trascendido al baloncesto y ha sido capaz de llegar a mucha gente, su forma de jugar, su competitividad, pero no sólo el baloncesto, también cómo era como padre, las cosas que hacía con su fundación, su propia forma de ser es algo excepcional. Él quería mejorar en todos los aspectos y ámbitos de la vida y yo creo que eso es lo que le ha hecho diferente.

¿Veremos otro jugador como Kobe Bryant?

Jugadores como Kobe son difíciles de igualar, son jugadores únicos. Lo que él ha hecho es muy difícil. Son muy poquitos jugadores los que alcanzan tantos años a un grandísimo nivel y a todos los niveles de la vida.

A continuación