Lesión carnívora en la NBA: se empacha a hamburguesas y acaba 'indispuesto'

Enes Kanter se comió siete hamburguesas y el equipo anunció al día siguiente que el jugador no pudo entrenarse por enfermedad.

Libertad Digital

Son gigantes atléticos, compiten en la mejor liga del mundo y tienen que ingerir una gran cantidad de calorías para mantenerse en forma tras jugar, como mínimo, 82 partidos de fase regular. Así es la exigencia de la NBA y así se tienen que cuidar jugadores como Enes Kanter. El problema llega cuando te pasas a la hora de comer, y eso es lo que le ha pasado al pívot de los New York Knicks.

Hace unas horas, tras terminar de jugar varios partidos consecutivos en Los Ángeles, Portland y Oakland, Kanter se dio un homenaje que incluía siete hamburguesas muy completas.

Hasta aquí todo normal. Quizá un exceso, pensarán muchos. El problema para Kanter ha llegado horas después cuando el equipo ha informado de su ausencia en el entrenamiento por "enfermedad". La prensa que sigue a los Knicks relaciona directamente su ausencia en el entrenamiento diario con el atracón de hamburguesas. Puede que Enes se lo piense mejor la próxima vez que quiera romper su dieta.

A continuación