Encuentran a Lamar Odom, excompañero de Pau Gasol, al borde de la muerte en un prostíbulo de Las Vegas

El que fue esposo de Khloe Kardashian, no pudo ser evacuado en helicóptero por su altura. Con un pasado lleno de desgracias, Odom bordea la muerte.

Libertad Digital

El exjugador de la NBA, Lamar Odom, ha sido encontrado inconsciente en un burdel de Nevada, Estados Unidos, y está hospitalizado en estado crítico. El deportista, que también jugó en España con el Baskonia y ha tenido una vida marcada por la tragedia, no pudo ser evacuado en helicóptero por su estatura (2,08 metros).

Odom, de 35 años, estaba en un burdel de la localidad de Crystal, a unos 50 kilómetros al noroeste de Las Vegas. La oficina del Sheriff está investigando lo sucedido y no ha confirmado las causas de su desmayo. Por su parte, el dueño del establecimiento ha comentado que en su habitación se encontraron pastillas de viagra natural. Dennis Hof, propietario del Love Ranch (rancho del amor), ha añadido que Odom llevaba varios días en el burdel, donde había alquilado la suite VIP. "Solo quería olvidarse de todo y pasar un buen rato", ha continuado Hot.

Odom es uno de los jugadores de baloncesto más mediáticos de Estados Unidos. Y una pieza clave en sus equipos. Ha sido dos veces campeón de la NBA y es exjugador de Clippers, Heat, Mavericks y Lakers, donde coincidió con Pau Gasol. Odom, que fue número 4 del draft de la NBA en 1999, ha ganado dos anillos de campeón. Pero el éxito no escondió los efectos secundarios de su penoso pasado y de una vida ligada a las desgracias.

Lamar tiene un lado salvaje. Oscuro. Autodestructivo. Una cara que fue a peor cuando se casó por todo lo alto con Khloe, una de las hermanas del clan Kardashian. Ya dijo al separarse, después de liarla, salir de un centro de desintoxicación, drogarse de nuevo, desaparecer y presumir en un vídeo de haber sido adúltero… que "ella saca mi lado malo".

Odom y Khloe Kardashian, en el reality de ambos

Sea Khloe o él mismo el que dispara el desbarre, lo cierto es que hasta este diciembre, el tiempo en el que duró el matrimonio (y con él los photocalls casi diarios y el reality sobre su día a día en el que participó con las hermanas Kardashian), su juego bajó en resultados y sus fiestas aumentaron.

Desapareció durante más de 72 horas sin dar pista alguna de su paradero. Al poco tiempo se supo que había estado encerrado en un hotel para superar su adicción a las drogas (concretamente al crack), puesto que Khloé Kardashian le había echado de casa.

De poco le sirvió su aislamiento, ya que apenas unos días después del suceso fue pillado por la policía por conducir borracho. Parecía que entonces había tocado fondo, porque ingresó en un centro de desintoxicación, aunque parece evidente que el dos veces campeón de la NBA seguía en caída libre...

La oscuridad y la mala suerte parece que le persiguen ya desde niño. Su padre era adicto a la heroína y su madre murió de cáncer de colon cuando Lamar Odom tenía 12 años. Se mudó con su abuela, que murió unos ocho años después. En su honor lleva el número siete en la camiseta, ya que era su favorito. Y llevaba el nombre de ella, su madre y su hijo fallecido. Ese hijo era Jayder, nacido en 2005, que murió de muerte súbita a los seis meses. Tiene otros dos mayores, Destiny (1998) y Lamar Junior (2002).

A continuación