Marc Gasol recupera su mejor versión anotadora

Segunda derrota consecutiva de los Grizzlies, que cayeron ante los Spurs pese a la gran actuación del pívot español.

LD / Efe

Marc Gasol dejó a un lado la contusión que sufrió en el hueso de la rodilla derecha el pasado miércoles ante los Rockets de Houston y volvió a ser la gran figura de los Grizzlies de Memphis, aunque tampoco, esta vez, pudiese disfrutar de la victoria.

Gasol, frente a los Spurs de San Antonio, recuperó su mejor toque de muñeca, pero no pudo evitar la derrota de los Grizzlies que de locales perdieron por 101-107.

El jugador de Sant Boi aportó un doble-doble, el quinto en lo que va de temporada, al conseguir 28 puntos y 12 rebotes, incluidos 11 que fueron defensivos.

Pero el hermano mediano de los Gasol confirmó no sólo la gran clase que tiene como profesional, sino la ética de trabajo, de esfuerzo, entrega y ejemplo ante el resto de los compañeros que lo aceptan con los brazos abiertos como su gran líder.

Sólo el "duende" y las genialidades de el ala-pívot Tim Duncan, un triple doble (14 puntos, 10 rebotes, 10 asistencias) y del escolta argentino Manu Ginóbili, que aportó 17 tantos, incluidos 5 de 5 triples, impidieron que los Grizzlies lograsen el triunfo.

"No me importa cuantas veces nos hayan podido ganar antes", declaró Gasol al concluir el partido. "Creo que podíamos superarlos, pero es evidente que al final las cosas no estuvieron de nuestro lado para que eso sucediese".

Tal vez porque de nuevo el ala-pívot Zach Randolph, su compañero en las acciones bajo los aros, no salió al campo con el mismo convencimiento y nunca pudo con Duncan y el marcaje que la hizo el pívot canadiense Matt Bonner, ambos felicitados por el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, en cuanto a la labor defensiva que realizaron ambos jugadores.

El ala-pívot congoleño, nacionalizado español, Serge Ibaka esta vez si se reencontró con la inspiración encestadora y consiguió 19 puntos, que ayudaron a los Thunder de Oklahoma City a ganar a domicilio por 91-103 a los Sixers de Filadelfia, que no pudieron repetir triunfos seguidos por primera vez en lo que va de temporada.

Por otra parte, los Knicks de José Manuel Calderón perdieron de visitantes por 103-102 ante los Hornets de Charlotte.

Calderón jugó 24 minutos y aportó nueve puntos después de anotar 4 de 6 tiros de campo, incluido un triple en tres intentos, y como ya es habitual no fue ninguna vez a la línea de personal.

El base de Villanueva de la Serena no pudo destacar en su mejor cualidad, la de dirigir el juego y el ataque de los Knicks al repartir sólo dos asistencias, que no impidieron que el equipo de Nueva York perdiese el séptimo partido consecutivo, la segunda peor racha que hay actualmente en la Conferencia Este.

A continuación