Consejos para pasar la ITV con los neumáticos de tu coche

En este artículo, repasamos los consejos básicos para pasar la ITV con tus neumáticos.

Manuel Gómez Selva

La inspección de la ITV es obligatoria para todos los vehículos en nuestro país. Es una prueba técnica de todos los vehículos que circulan por la vía y es un elemento clave para la seguridad vial de nuestras carreteras. Sin embargo, son muchos los coches, motos y camiones que circulan con los neumáticos en mal estado, lo que puede suponer un riesgo para los integrantes del vehículo y para todos los que circulan por la vía. Por esta razón, antes de realizar ningún viaje es imprescindible comprobar el estado de las ruedas para detectar posibles fugas o fallos de presión, ya que si nos damos cuenta durante el viaje, va a ser mucho más complicada la sustitución. La industria de los neumáticos online se encuentra en uno de sus mejores momentos. En plataformas como otiro.es se pueden consultar los precios de los neumáticos específicamente para nuestro vehículo y elegir la anchura y el diámetro que se adapte a tus necesidades, de esta forma, podrás conocer el precio de las ruedas nuevas antes de ir al taller. En este artículo, repasamos los consejos básicos para pasar la ITV con tus neumáticos.

Presión de los neumáticos en el punto óptimo

La presión de las ruedas es un elemento básico de seguridad para nuestro vehículo. Es necesario antes de emprender un viaje calcular correctamente la carga del vehículo. No es lo mismo viajar solo al trabajo que recorrer el país con la familia y el maletero repleto de maletas. Para comprobar la presión de las ruedas puedes acudir a cualquier gasolinera, donde tienen herramientas específicas para medir y llenar de aire las ruedas cuando sea necesario. Se recomienda comprobar la presión de las ruedas cada 2.000 kilómetros, una vez al mes o ante un viaje largo. Otro consejo importante es medir la presión de las ruedas en frío, ya que de otra forma no estaríamos obteniendo un resultado fiable, y sobre todo, colocar correctamente la válvula para cerrar y evitar fugas.

Cambia los neumáticos, no son para toda la vida

Puede que les hayas cogido cariño a tus neumáticos, pero es hora de cambiarlos. Los neumáticos deben cambiarse cuando puedan poner en riesgo a tu vehículo y a todos los que circulan por la vía, por lo que es un aspecto importante que no se debe olvidar. Se recomienda cambiar los neumáticos cuando alcancen una profundidad de 3mm según la información de los indicadores de desgaste. Se debe comprobar continuamente el dibujo de los neumáticos y comprobar que se pueda seguir apareciendo, de otra forma, es un indicador de que la rueda está muy desgastada. Si compruebas que los neumáticos están más desgastados por la parte delantera es indicador de que la presión es inadecuada o que la alineación de las ruedas no es la correcta. En esos casos es recomendable acudir al taller mecánico, ya que también podría tratarse de un mal estado de la suspensión.

En la carretera conducimos todos, por lo que la responsabilidad de circular con seguridad es de todos. Un coche con los neumáticos u otros componentes en mal estado son más propensos a generar accidentes, por lo que un óptimo estado del vehículo es imprescindible antes de emprender ningún viaje.

A continuación