Jorge Lorenzo domina el primer día de entrenamientos en Jerez, con Marc Márquez cada vez más cerca

El piloto mallorquín ha sido el más rápido en las dos tandas, con el bicampeón mundial situándose a menos de tres décimas en la segunda.

LD / Efe

El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) ha dominado la primera jornada de entrenamientos para el Gran Premio de España en el circuito de Jerez de la Frontera al completo, si bien sus principales rivales y compatriotas, Aleix Espargaró (Suzuki GSX-RR) y Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), acabaron acortaron las diferencias.

Lorenzo no pudo rebajar su mejor tiempo de la tanda matinal por escasas 126 milésimas de segundo, pero aún con todo fue el más rápido también en la sesión vespertina, quizás jaleado por la noticia de su continuidad en Yamaha hasta finales de 2016.

El mallorquín, campeón del mundo de MotoGP en 2010 y 2012, firmó el pasado año la renovación con Yamaha mediante un contrato de un año más otro año siempre y cuando las dos partes ratificasen el segundo año, circunstancia que ha confirmado este viernes el británico Lin Jarvis, máximo responsable del equipo de competición de Yamaha.

Así, con su continuidad garantizada y por tanto desapareciendo de golpe todos los rumores de su posible fichaje por Ducati, Jorge Lorenzo salió mucho más tranquilo al trazado, sobre el que la temperatura fue aumentando con el paso de las horas, razón por la cual resultó complicado poder rebajar los tiempos establecidos durante la sesión matinal.

Tras Lorenzo, que protagonizó un mejor tiempo de 1:39.174, se clasificaron Aleix Espargaró (Suzuki GSX-RR), que no pudo rebajar tampoco su registro inicial, y Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), quien sí arañó casi medio segundo a su anterior tiempo para situarse tercero a escasamente dos décimas de segundo del piloto oficial de Yamaha.

Más problemas de los previstos tuvo el líder del Mundial, el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1). Il Dottore finalizó sexto por la mañana pero luego, al no bajar su tiempo, cayó hasta la novena posición, justo por detrás de Pol Espargaró (Yamaha YZR M 1). El catalán tuvo problemas técnicos en su Yamaha que le obligaron a dejar la misma apoyada contra un muro para regresar corriendo a su taller y continuar así los entrenamientos con su segunda moto.

La décima plaza fue para Maverick Viñales (Suzuki GSX-RR), por delante de Héctor Barberá (Ducati Desmosedici GP14), mientras que Álvaro Bautista fue de los que mejoró y pudo situar su Aprilia RS-GP en la vigésimo primera posición.

A continuación