La nadadora transexual Lia Thomas rompe todos los récords femeninos y desata la polémica

La nadadora de la Universidad de Pensilvania, puesta en duda por su condición de transexual.

David Vinuesa

Polémica alrededor de la nadadora de 22 años, transexual, Lia Thomas que luego de batir todos los récords de mujeres en la Universidad de Pensilvania, se ha visto colocada en el ojo del huracán ante la "justicia" o "injusticia" de su participación en la modalidad femenina.

Según informa el New York Post, "se desconoce cuándo Thomas hizo la transición de hombre a mujer, pero la nadadora compitió como hombre en noviembre de 2019 como Will Thomas". El mismo medio habla de que las reglas de la NCAA exigen al menos un año de tratamiento de supresión de testosterona para ser elegible para competir como mujer. La polémica, por supuesto, está más que servida en territorio norteamericano.

Por otro lado, el Departamento de Justicia argumentó que las leyes en Arkansas y Virginia Occidental que prohíben a los atletas que nacieron como hombres competir en deportes femeninos eran inconstitucionales.

"La natación es una gran parte de mi vida y de lo que soy. Nado desde que tenía 5 años. El proceso de salir del armario como trans y seguir nadando fue muy incierto y desconocido, en un área que suele ser muy sólida. Darme cuenta de que era trans lo puso en duda. ¿Seguiría nadando? Ser trans no ha afectado mi capacidad para practicar este deporte y poder continuar es muy gratificante", expresó Lia en una entrevista.

En Estados Unidos, la polémica sigue y seguirá vigente. De hecho, según una encuesta de Gallup, publicada en mayo de 2021, encontró que un 62% de los encuestados en EE. UU. creen que los atletas transexuales solo deberían competir en deportes que correspondan con su sexo de nacimiento.

A continuación