Tiger Woods cuenta el momento en el que casi le amputan una pierna

La leyenda del golf desvela momentos complicados de su vida personal y profesional.

D.V.M

Tiger Woods ha vivido y vive una vida llena de altibajos. La leyenda norteamericana del golf suma tantos triunfos como decepciones en su vida personal y profesional y después de su accidente de coche en febrero, lo segundo se está imponiendo claramente a los primeros. En una entrevista para la publicación Golf Digest, Tiger reconoce que le va a costar volver al 100%.

Regreso en condiciones

"Creo que lo más realista es jugar un torneo del PGA Tour algún día, pero nunca más a tiempo completo. Tendré que elegir. Es una realidad desafortunada, pero es mi realidad. La entiendo y la acepto"

Casi pierde la pierna

"Hubo un momento en el que, no diría que al cincuenta por ciento, pero estuvo jodidamente cerca de salir del hospital solo con una pierna"

Sin presión, según él

"Tras mi operación de espalda en 2017 fue como si tuviera que escalar el Everest una vez más. Tenía que hacerlo y lo hice. Esta vez no creo que tenga ya el cuerpo para escalarlo y está bien. Puedo participar del golf y, si mi pierna está lo suficientemente bien, quizá pueda jugar un torneo aquí o allá. Pero subir arriba de la montaña de nuevo no creo que sea una expectativa realista para mí"

Paciencia y trabajo

"Sigo progresando. Es dura la rehabilitación y todavía me queda mucho camino por recorrer. La paciencia es la clave de una recuperación tan compleja como la mía y sé que eso es fácil de decir pero difícil de hacer".

A continuación