Muere Josep Lluís Vilaseca, figura clave en los Juegos de Barcelona'92

El abogado y político, fallecido a los 90 años, fue el primer secretario del Deporte catalán y también estuvo en la directiva del FC Barcelona.

Libertad Digital

El abogado y político Josep Lluís Vilaseca, una de las figuras capitales del deporte español por su vinculación con la organización de los Juegos de Barcelona 1992 y que fue vicepresidente del Comité Olímpico Español (COE) y miembro de la UEFA, ha fallecido en la madrugada del sábado a los 90 años. Así lo confirmó en las redes sociales Gerard Figueras, secretario general del Deporte y de la Actividad Física del Deporte de la Generalidad de Cataluña.

"Triste por la muerte del señor Josep Lluís Vilaseca. Él fue el padre del sistema deportivo catalán. El referente en mayúsculas para todos los que hemos intentado continuar su trabajo. Recordémoslo sobre todo por su manera de ser y de hacer. Gracias por todo y descansa en paz, José Luis", ha escrito Figueras en su cuenta de Twitter.

Vilaseca fue el primer secretario del Deporte catalán (1980-1995), "una figura clave en el impuso del deporte catalán y con una brillante trayectoria directiva en entidades y organismos del deporte internacional", según ha comentado Figueras. También formó parte de la directiva del FC Barcelona durante la presidencia de Agustí Montal y presidió la Comisión Jurídica y de Disciplina de la UEFA (1996). Además presidió el Tribunal Español de Arbitraje Deportivo.

Recibió la Orden Olímpica del Comité Olímpico Internacional (COI), la Orden del Mérito de la UEFA, la Creu de Sant Jordi y fue diputado del Parlamento de Cataluña.

Durante el homenaje que se le rindió a Vilaseca en 2018, Figueras lo calificó como "el padre del modelo deportivo" catalán, por sus contribuciones tanto desde la Dirección General del Deporte como de la Secretaria General del Deporte. "Me quedo con tus formas, destacas por ser un señor que siempre tuvo el diálogo como bandera, el deporte por delante y lo has puesto todo para ser capaces de encontrar un punto de encuentro. Si llegamos a la suela de tus zapatos nos podemos dar por bien pagados", dijo entonces Figueras.

A continuación