Recomendaciones deportivas de LD durante la cuarentena por el coronavirus: 'Invencible' (XVII)

Sergio Valentín continúa en LD su serie de recomendaciones de películas, series y documentales de temática deportiva durante la cuarentena.

Sergio Valentín

¿Qué aficionado al deporte no ha soñado en alguna ocasión con poder jugar y ser la estrella del equipo que le apasiona? En la actualidad, es algo imposible o casi imposible, por no pillarnos los dedos, si hablamos de deporte de élite. El Real Madrid, Los Lakers o Ferrari no se van a fijar en ninguno de nosotros pero hace ya unos cuantos años, ese sueño tan bonito, sí se cumplió para un aficionado que pasó de las gradas a ser el ídolo de los que compraban palomitas y cervezas junto a él.

Invencible es la historia real de Vince Papale, un camarero de treinta años y aficionadísimo de los Philadelphia Eagles, un equipo de fútbol americano que atraviesa una penosa racha. Los resultados han sido tan desastrosos que los fans han perdido la ilusión y ya apenas van al estadio y los que acuden son para insultar a sus jugadores. Ahí es cuando surge la novedosa y desesperada idea del nuevo técnico para volver a conectar a los aficionados con el equipo: hacer un casting popular.

En un principio, la idea es más simbólica, marketing, que real. El entrenador, interpretado por Greg Kinner, no esperaba encontrar a nadie que tuviera el nivel necesario, pero ahí aparece , casi obligado por sus amigos del bar, con los que echa pachangas en un parking, Vince Papele, interpretado por Mark Wahlberg y hay que reconocer que el tipo tiene planta de deportista de élite. Supera el casting y se convierte automáticamente en el ídolo de toda la ciudad, que ve en él al único jugador no aburguesado y con el que se identifica, pero también se gana la antipatía del vestuario.

Salvo la última media hora, con Vince consagrado en el equipo, es una historia que te conquista porque está basado en hechos reales y no acabas de creerte lo que le está sucediendo. Es una envidia sana. ¿Un camarero reconvertido en estrella del fútbol americano? Tira de algún estereotipo sentimental que tampoco aporta demasiado pero el carácter, el esfuerzo y todo lo que transmiten sus amigos al apoyarle, compensan cualquier cliché que haya aportado el sello Disney. Está garantizado que van a pasar un buen rato.

Por cierto, siempre pensé que había demasiadas coincidencias con el guión de Rocky. La película de Stallone es de 1976, año en el que Papale entra en el equipo de Filadelfia, la misma ciudad donde transcurre la historia del boxeador. Y, por supuesto, en ambos casos hablamos de un triunfador que empieza siendo un completo desconocido.

A continuación