Recomendaciones deportivas de LD durante la cuarentena por el coronavirus: 'The Dawn Wall' (XV)

Sergio Valentín continúa en LD su serie de recomendaciones de películas, series y documentales de temática deportiva durante la cuarentena.

Sergio Valentín

¿Recuerdan a Tom Cruise en el inicio de la pésima Misión Imposible 2? Fue una escena muy comentada pero por si acaso no se acuerdan, Youtube les ayuda.

Misión Imposible

Esta saga es reconocida, para eso se llama así, por sus escenas imposibles. Si esos dos minutos les han dejado sin aliento, prepárense porque la realidad supera a la ficción y sus efectos especiales. En The Dawn Wall (Netflix) no hay tomas, escenas y engaños y es el ascenso más complicado que haya realizado un ser humano. Un año antes de la oscarizada Free solo que quizá comente en los próximos días, se presentó, sin recibir tantos premios, este documental que para mí es mejor aún. La historia trata de uno de los mejores escaladores que se han conocido, Tommy Caldweel, y del ascenso que nadie había logrado nunca, la cara imposible de El Capitán, una enorme roca de granito más de 900 metros de altura en el parque nacional de Yosemite, California.

"¿Por qué?" es la pregunta que más veces se repite en los 100 minutos de duración. "¿Por qué un hombre iba a arriesgar su vida de esta manera?". Para mí los escaladores son una raza singular. No diré que están locos, pero a estos niveles su obsesión por superarse les lleva a hacer grandes proezas, pero también a hacer cosas que no tienen sentido. Tommy y Kevin Jorgenson, su compañero, dedicaron 6 años a ascender una pared. 6 años de sacrificio personal, dejando de lado a mujer e hijos por un montón de piedra y de sacrificio físico. Van a ver sangre y van a sufrir con ellos. Da igual que estén en el sofá porque les va a doler ver cómo no tienen ya ni yemas en los dedos. Pero también van a comprobar la ilimitada capacidad de superación que tiene un ser humano. Tommy Caldwell hizo una proeza, pero en su caso lo consiguió tras perder un dedo clave para los escaladores.

dedo-pelicula.jpg

La vida de Tommy estuvo condicionada desde pequeño. Su padre, también escalador, le metió en este mundo cuando empezó a dar sus primeros pasos y a los seis años ya escalaba montañas complicadas para un adulto. Necesitaba de retos y por eso se marchó a Kazajistán donde fue secuestrado. Salió, evidentemente, con vida pero también se llevó consigo un trauma que le afectaría.

Supongo que lo dan por sentado, pero les confirmo que las imágenes son espectaculares. Las cámaras actuales permiten una serie de tomas impresionantes. Hay tensión, angustia pero también sueños, superación y amor. Un documental muy recomendable tanto si les gusta o no la escalada. Yo todavía me pregunto cómo una persona puede sostener todo su cuerpo en una pared vertical, a cientos de metros de altura, sobre un apoyo de solo 1 centímetro.

A continuación