Jon Rahm: la gran promesa del golf mundial es española

Se llama Jon Rahm, es de Vizcaya y, a sus 22 años, se ha convertido en el cuarto golfista español que gana un torneo del PGA Tour.

Guillermo Domínguez

Seve Ballesteros, Chema Olazábal, Sergio García... y ahora Jon Rahm. Un nombre que seguramente no le diga nada al público en general, pero lo cierto es que este joven vizcaíno —por el apellido quizá no lo parezca— acaba de convertirse en el cuarto golfista español que gana un torneo del PGA Tour, el principal circuito norteamericano de golf profesional masculino.

Jon Rahm (Barrica, Vizcaya, 10 de noviembre de 1994) hizo historia el pasado domingo al ganar el Farmers Insurance Open, disputado en el campo sur del club Torrey Pines, en San Diego (California, Estados Unidos), convirtiéndose en el ganador más joven de este torneo con sólo 22 años, dos meses y 19 días.

Y lo hizo a lo grande, remontando en la última jornada y acabando con un birdie en el hoyo 17 y un espectacular eagle en el 18, con 275 golpes totales (13 bajo par), superando así en la clasificación final al estadounidense Charles Howell III y al taiwanés CT Pan, que compartieron la segunda plaza con 278.

Rahm, estudiante de Comunicación en la Universidad de Arizona State en Phoenix, ha tenido que esperar sólo doce torneos como profesional para conquistar su primer gran título. "Quiero ganar 19 majors", dice ni corto ni perezoso el ambicioso golfista español. Es decir, quiere superar a Jack Nicklaus, el jugador con más majors (18), para convertirse en el mejor de todos los tiempos."Cuanto más alto intentes llegar, más arriba llegarás", suele decir el de Barrica.

Lo cierto es que este triunfo en el Farmers Insurance Open tiene triple premio: a la victoria en sí, hay que añadir el hecho de que se ha clasificado directamente para jugar por primera vez en su carrera el Masters de Augusta —del 6 al 9 de abril— y de que se mete entre los 50 primeros de la clasificación mundial, concretamente en el puesto 46 —asciende nada menos que 91 posiciones— para ser el tercer español en la lista por detrás de Sergio García (15) y Rafael Cabrera-Bello (25).

Rahm, que fue número uno mundial como jugador aficionado durante 60 semanas, se hizo profesional el pasado mes de junio en el último Abierto de Estados Unidos disputado en Oakmont (Pensilvania), en el que fue vigésimo tercero y mejor amateur. Su primer torneo en su nueva condición de pro fue el Quicken Loans National de 2016 —del 29 de junio al 2 de julio—, en el que rozó una victoria por la que peleó hasta el final. Sin embargo, el vasco terminó tercero empatado con el estadounidense Bill Haas y a cuatro impactos del ganador, el también norteamericano Billy Hurley III.

En un deporte tan psicológico como el golf, Jon tiene la cabeza muy bien amueblada, destacando con su madurez sobre la mayoría de chavales de su edad y por eso quiere centrarse en los estudios, donde también es un alumno bastante aplicado. "No hay que precipitarse: hay que estudiar y hay que prepararse, pero también hay que pasarlo bien, que la vida es muy larga", reflexionaba Rahm horas después de su victoria en San Diego.

"Es increíble unirse a jugadores como Severiano, José (María Olazabal), Sergio —los otros tres españoles ganadores de algún torneo PGA—, Miguel Ángel (Jiménez) y todos los grandes jugadores que España ha tenido", dice un Rahm que, no obstante, también demuestra personalidad al dejar claro que no acepta comparaciones con nadie. Ni con los más grandes de la historia de este deporte. "No soy ni Tiger, ni Seve, yo seré el Jon español", dijo el de Barrica en una entrevista al portal tengolf publicada a principios de este mes.

Un niño prodigio del golf mundial que, además, es español. Jon Rahm está llamado a hacer grandes cosas en este bello y adictivo a la par que ingrato deporte. Su próxima cita será esta misma semana, del 2 al 5 de febrero el Abierto de Phoenix, también perteneciente PGA Tour. Ya puede echarse a temblar el circuito porque Jon, Rahmbo para los amigos, ha venido para quedarse...

A continuación