España cae ante Rumanía y se aleja de las semifinales

El equipo de Jorge Dueñas ganaba por cinco goles al descanso, pero acabó pagando muy caro su desastrosa segunda mitad.

LD / Efe

La selección española femenina de balonmano se ha alejado de las semifinales del Campeonato de Europa de Hungría y Croacia tras perder este lunes por 20-22 ante la de Rumanía en un partido en el que ganaba por cinco goles al descanso (14-9), pero en el que se vio condenada en una desastrosa segunda mitad.

El equipo de Jorge Dueñas está cada vez más lejos de las semifinales del Europeo tras perder el sábado ante Noruega (26-29) y este lunes frente a Rumanía, liderada en ataque por Cristina Neagu (7 goles) y por la exhibición de la portera Paula Ungureanu, autora de veinte paradas. A España ahora le queda esperar una victoria de Dinamarca sobre Hungría para mantener vivas las esperanzas de meterse en la pelea por el podio.

En la primera mitad a España le costó, pero supo imponer su juego ante Rumanía, ante la que sobrevivió a una tempranera doble exclusión en Eli Chávez y Carmen Martín. Rumanía tuvo en ese momento la oportunidad de abrir brecha en el electrónico, pero las chicas de Jorge Dueñas supieron mantener la calma para evitarlo.

Apoyadas en el juego ofensivo de Eli Pinedo y Nerea Pena -cuatro goles para cada una en los treinta primeros minutos- y en la seguridad bajo palos de Ana Temprano, que suplió al poco del comienzo a Silvia Navarro por lesión, España fue poco a poco abriendo hueco en el marcador.

Las chicas de Dueñas lograron acabar el primer episodio con cinco tantos de ventaja (14-9), que pudieron ser aún más de no ser por la brillante actuación de Paula Ungureanu, que hasta ese momento encajó catorce tantos, pero evitó media docena más.

Todo cambió en la segunda parte. Rumanía salió a por todas y, con un parcial de 4-0, con goles de Valentina Ardean, Cristina Neagu, Georgiana Ciuciulete y Florina Chintoan, el equipo de Gheorghe Tadici consiguió situarse a un solo tanto (14-13). España se bloqueó en ataque, incapaz de romper la férrea defensa rumana, lo que obligó a Dueñas a pedir tiempo muerto.

Tras la pausa para reordenar ideas, un gol de siete metros de Carmen Martín frenó la sangría y devolvió a España los dos goles de margen (15-13). Las guerreras necesitaron diez minutos para marcar en la reanudación. Las rumanas seguían insistiendo y con un gol de Neagu consiguieron igualar el marcador (16-16) a catorce minutos del final. Y lideradas en ataque por Neagu y de nuevo apoyadas en la portería por una infranqueable Ungureanu, las rumanas se colocaron por delante (17-18) a diez minutos de la conclusión.

Un tanto de Marta Mangué volvió a equilibrar la balanza (18-18), pero a partir de ahí los ataques españoles se estrellaron en la defensa rumana y en la poderosa Ungureanu. Las pérdidas de balón de las españolas eran constantes, y eso las condenó.

Las paradas de Ana Temprano mantuvieron a España en el partido hasta que Ardean, Daniela Bradeanu y, sobre todo Neagu, acabaron por noquear al equipo español, que si en el primer tiempo fue capaz de marcar catorce tantos, en el segundo se quedó en solo seis. Su pase a las semifinales está cada vez más complicado.

A continuación