Ruth Beitia dedica su medalla a las víctimas del 11-M

"Si a los familiares les puede reconfortar de alguna manera, a ellos se la dedico", ha dicho la atleta cántabra.

LD / Efe

Ruth Beitia, capitana del equipo español que el pasado fin de semana participó en los Mundiales de atletismo en pista cubierta de Sopot (Polonia), dedicó su medalla de bronce en altura, la décima de su carrera internacional, "a los familiares de las víctimas del 11-M".

"Esta medalla es un homenaje a las víctimas del 11-M. Si a los familiares les puede reconfortar de alguna manera, a ellos se la dedico hoy", afirmó durante su presentación en Madrid junto al presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, y el de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola.

La campeona de Europa de altura tuvo que regresar de Polonia este domingo, un día antes que el resto del equipo, a fin de cumplir sus obligaciones como diputada regional en el parlamento de Cantabria.

Beitia entregó al presidente del CSD dos camisetas de la selección. "Una firmada, en nombre de todo el equipo, y otra para que la uses practicando el atletismo", precisó la saltadora cántabra. "Te haré caso, me sacaré una foto corriendo y te la mandaré", contestó el secretario de Estado.

Cardenal tuvo un recuerdo para el cuarto puesto de Ruth en los Juegos Olímpicos de Londres. "Aquel día lo recordaré siempre como un recuerdo amargo. Teníamos la medalla en la mano y al final no salió. Me dio mucha rabia porque el atletismo español se lo merecía y sobre todo ella, una gran atleta y una gran persona".

"Estamos muy orgullosos de la competición, el trabajo y los resultados que habéis tenido en los Mundiales. Estas diez medallas tuyas son una gesta de categoría mundial, porque sabemos lo difícil que es conseguirlas", afirmó Cardenal.

Odriozola afirmó que sentía"una emoción especial" al estar con Ruth Beitia. "La conozco desde 1995, cuando era la alegría del equipo júnior, y diecinueve años después sigue estando en lo más alto. Para mí fue claramente la mejor en la final de Sopot porque hizo un salto sobre 2,02 que estuvo muy cerca de ser bueno. No falló uno solo en la calificación y llevaba una final perfecta hasta los dos metros", recordó.

"Para competir como Ruth Beitia hay que tener carácter y tablas. Ahora disfruta más y está en una forma magnífica. Son diez medallas. Conozco a pocos atletas en el mundo que hayan estado en primera fila durante tantos años. Seguirá mientras ella quiera y el cuerpo se lo pida", subrayó Odriozola.

Beitia consiguió el sábado pasado la medalla de bronce en la final de Sopot con la misma marca (2,00 metros) que la rusa Maria Kuchina y la polaca Kamila Licwinko, que ganaron sendas preseas de oro. Por marcas, esta ha sido, curiosamente, la medalla más cara de la decena conseguida por la atleta cántabra.

A continuación