Sergio García arregla un desastre en el Abierto de Estados Unidos

El español ha finalizado la primera jornada con +3, a seis golpes del liderato provisional, pero lo cierto es que pudo ser mucho peor.

LD / EFE

Sergio García se precipitaba por un abismo tras los relámpagos y la lluvia, en una interrumpida primera jornada del Abierto de Estados Unidos de golf, cuando por asombro salió a flote, salvó su prestigio y cerró una ronda indescifrable, en un recorrido, el de Merion, que domina provisionalmente Phil Mickelson.

Las nubes se acercaban a Merion tan negras y voluminosas que, tras unas cuantas decenas de golpes, la primera ronda del segundo major de la temporada quedó interrumpida durante cuatro horas. Con la llegada del sol, hubo tiempo para el teorema familiar de Mickelson y el asombro que provoca Sergio García.

El jugador español arrancó centrado, con amnesia tras su dura polémica con Tiger Woods, y al par después de tres hoyos. Pero la sirena que anunciaba rayos y agua detuvo al castellonense y a un reducido grupo que comenzó desde temprano la primera ronda del Abierto.

La pausa de cuatro horas vino a desterrar algunas secuencias nefastas, pues García volvió a arrancar su motor con doble bogey y a continuación con un cuádruple bogey. Una auténtica ruina. Con seis arriba y trece hoyos por delante, sus opciones de alcanzar el fin de semana con garantías se encontraban literalmente por los suelos. Pero García, con sus defectos verbales, es un jugador con una clase descomunal. Levantó el partido, remendó su marcador con birdie y un eagle atravesado el ecuador y remató con birdie en el último obstáculo para acabar el día con 73 golpes (+3), firmando una tarjeta casi con sabor a victoria.

Mickelson, quien lidera con 67 golpes (3 abajo) el torneo, no se perdió 24 horas antes el acto de graduación de una de sus hijas, en Carolina del Sur. Sin entrenar, el zurdo de San Diego se plantó en Filadelfia, sacó sus palos, hizo cuatro birdies por un bogey en un campo con rough infernal y se situó en vanguardia de manera provisional.

Las previsiones en Merion, Ardmore (Pensilvania), es que la primera ronda no concluya el jueves y se traslade el desenlace al viernes. Después dará comienzo la segunda jornada.

A continuación