Los derbis canario, vasco, asturiano o aragonés acercan LaLiga SmartBank a la Primera División

El calendario de LaLiga SmartBank incluye algunos derbis que acapararon durante años la atención de los aficionados en Primera División.

LD/Servimedia

Este jueves se celebró el sorteo del calendario de encuentros para la temporada 22/23 de LaLiga SmartBank, dejando un panorama inédito en esta categoría, puesto que habrá derbis como el vasco entre el Eibar y el Alavés, que se celebrará el 20 de noviembre; el mítico canario entre el Tenerife y Las Palmas, y el que jugarán el Oviedo contra el Sporting, que tendrá lugar el 18 de diciembre, sin olvidar los enfrentamientos entre el Real Zaragoza y el Huesca.

Los últimos movimientos de la temporada que acaba de terminar, con el descenso de equipos históricos, como Granada, Levante y Deportivo Alavés, ha supuesto un vuelco en la ‘categoría de plata’, en la que se prevé una emoción y una competitividad dignas de LaLiga Santander.

A los que vuelven desde arriba, se suman clubes que regresan, pero desde abajo, como el Racing de Santander, que después de dos temporadas ha conseguido su hueco en Segunda. Además, clubes veteranos de Primera División como el Tenerife, Sporting de Gijón, Real Zaragoza o el SD Eibar también formarán parte de esta nueva temporada de la segunda categoría del fútbol español.

En total, quince de los veintidós equipos que jugarán LaLiga SmartBank la próxima temporada han estado en la Primera División durante diferentes años, algo que imprime a la temporada 22/23 un especial interés, ya que podría ser considerada una versión B de la Primera, donde habrá partidos que cualquier aficionado relacionaría con un cruce normal de LaLiga Santander.

Además, otros doce equipos de esta categoría pertenecen a ciudades capitales de provincia, lo que supone una masa social mayor que seguramente conlleve desplazamientos importantes para seguir los logros de su equipo, con el impacto económico que esto supondrá a lo largo de toda la temporada en los diferentes destinos.

Por otro lado, las canteras también tendrán un protagonismo especial. El Villareal B se erige como el único equipo filial de la categoría con una plantilla joven pero muy potente.

Sin embargo, la cantera del Villareal no será la única con un papel destacado en la competición, ya que, por ejemplo, la del Alavés, que cuenta con 15 internacionales de distintas nacionalidades en categorías inferiores, o la del Sporting de Gijón, con su prestigiosa escuela de Mareo, intentarán ayudar a sus equipos a alcanzar los objetivos marcados.

La suma de todos estos factores resulta en una competición muy atractiva también desde el punto de vista económico. Así lo demuestran las apuestas que están haciendo grandes fondos de inversión en equipos de Segunda División, como el caso del Real Zaragoza, cuyo 51% de su capital ha sido adquirido por parte de un grupo de inversores, los cuales atesoran una amplia experiencia en el mundo del fútbol y en la gestión de clubes a nivel mundial como el Inter de Miami (EE. UU.), Racing Club de Lens (Francia) y Millonarios FC (Colombia). Así como el reciente anuncio que ha hecho el CD Leganés por el cual el grupo estadounidense Blue Crow Sports se ha hecho con el 99,1% de su capital.

A continuación