Francisco, nuevo técnico del Elche, da las claves de la salvación

El nuevo técnico ilicitano reconoce que su equipo debe ser más contundente en ambas áreas si quiere soñar con la permanencia.

Libertad Digital

El nuevo entrenador del Elche, Francisco Rodríguez, afirmó este martes, durante su presentación oficial, que su objetivo es darle una identidad de juego al equipo ilicitano para que pueda lograr la permanencia en Primera.

El preparador almeriense, que toma el relevo en el banquillo de Fran Escribá, aseguró que es un "orgullo" dirigir al Elche y confió en devolver al club la "confianza" que ha depositado en él para que reconduzca una situación complicada.

"He jugado aquí como futbolista y entrenador y a cualquier profesional le apetece venir al Elche", comentó el técnico, quien lamentó que esta opción se haya dado por la mala dinámica de resultados con un compañero.

Francisco indicó que desea un Elche "con alma y competitivo en todas las líneas, con y sin balón" y se mostró convencido de que el grupo se adaptará a varios sistemas de juego "porque tiene perfiles de jugadores diferentes".

"No vengo con un modelo de juego, porque hay que adaptarse al equipo más que el equipo a nosotros", dijo el almeriense, quien deseó darle al Elche un toque "ambicioso" y poder aprovecharse del buen trabajo realizado por su predecesor.

"Me gustaría que fuera un equipo con pasión y valiente para que la gente se divierta y se sienta orgullosa cuando lo vea competir", añadió el andaluz, quien marcó como único objetivo la salvación.

"Se ha hablado de que es la mejor plantilla de la historia del club, pero la realidad es que el Elche no está en una situación buena. Hay que saber dónde estamos", explicó Francisco, quien sí admitió que cuenta con una plantilla "que cualquier entrenador querría tener".

"Hay mucho nivel, pero tenemos que dar un poco más todos. Sacando el mejor nivel de cada uno subiremos el nivel de la plantilla. Hay muy buenos jugadores, pero falta conseguir un muy buen equipo", argumentó Francisco.

El técnico reconoció que negoció con el club durante la pasada semana y felicitó a los jugadores y al cuerpo técnico interino, formado por Sergio Mantecón y Pablo Manusovich, por el empate logrado en Pamplona.

Francisco admitió que le espera una semana complicada en la que debe afrontar dos partidos, ante Leioa en Copa y Cádiz en Liga, si bien dejó claro que la prioridad es el campeonato regular.

"Vamos a organizar bien el trabajo para llegar lo mejor posible al domingo. Queremos competir en la Copa, pero es posible que demos descanso a los jugadores con más minutos porque, seamos realistas, lo importante es la Liga", señaló el almeriense.

Francisco dijo que tras ver todos los partidos de su nuevo equipo el Elche "ha estado cerca de ganar todos los partidos a excepción del Betis", si bien indicó que el equipo necesita "ser más contundente a nivel defensivo en estos momentos".

"Y en campo contrario, debemos ser valientes e incisivos para aprovechar los muy buenos jugadores que hay en ataque", apostilló.

Francisco subrayó la igualdad que existe en la parte baja la tabla "porque los equipos han subido el nivel" y valoró que para salvar al Elche es importante "sumar fuera y hacerse fuerte en casa".

El técnico no dio importancia a su contrato, solo hasta el final de la temporada, aunque dejó abierta la opción a estar más años en Elche. "Soy de la opinión de que los contratos hay que vivirlos. Vengo a lograr la salvación y luego ya se verá", añadió.

El nuevo entrenador calificó al propietario del Elche, Christian Bragarnik, como una persona con las ideas claras "que tiene en la cabeza lo que quiere y que desea hacer un organigrama de club mejor".

El preparador pidió a los aficionados del Elche que confíen en su equipo y afirmó que el Elche, según lo que reflejan los números, no es uno de los favoritos entre los implicados en la pelea por la permanencia.

Por último, el almeriense confió en que los jugadores también le ayuden a sacar su mejor versión como entrenador "porque también lo necesito para seguir creciendo".

A continuación