El Real Madrid sucumbe ante el Espanyol y encaja su segunda derrota consecutiva (2-1)

El equipo de Ancelotti, un desastre en defensa, pierde por primera vez en Liga y encaja su segunda derrota consecutiva. El golazo de Benzema no bastó.

Libertad Digital

El Real Madrid ha cerrado su semana negra con una nueva derrota, esta vez en el RCDE Stadium. Después de caer contra todo pronóstico en la Champions ante el modesto Sheriff Tiraspol en el Santiago Bernabéu (1-2), los blancos han sucumbido ante un Espanyol que le superó en todas las facetas. Karim Benzema fue el único que se salvó de la quema en las filas visitantes, pero su golazo, con casi media hora por delante, no le bastó al conjunto de Carlo Ancelotti, un auténtico desastre en defensa.

Mal el Madrid en la zaga, sufriendo mucho con las contras de los pericos, y también en ataque, mostrándose escaso de juego y sin mordiente. El cuadro blanco encadena así tres partidos sin conocer la victoria después del empate ante el Villarreal (0-0) y la derrota frente al Sheriff, mientras que el Espanyol suma su segundo triunfo de la temporada y da un golpe sobre la mesa tras un inicio de temporada complicado, justo antes del parón por los compromisos de las selecciones.

El Espanyol sorprende al Madrid

El duelo arrancó con igualdad. Un error de la defensa blanquiazul propició el primer aviso de Benzema sobre la portería de Diego López a los cinco minutos. La primera del Espanyol llegó de la mano de Embarba, con un disparo cruzado que desvió Courtois con una gran parada. El intercambio de golpes no dibujaba un dominador claro y fue el Espanyol el que se adelantó en el marcador. Raúl de Tomás, en el minuto 16, remató con contundencia un centro de Embarba, muy activo en ataque, tras marcharse de Alaba por la banda. De Tomás celebró el gol con rabia, pese a su pasado madridista, y el tanto espoleó a los catalanes, que buscaron ampliar la ventaja ante un Madrid dormido.

Los blancos volcaban su ataque al costado izquierdo, aunque Vinicius ha dado un bajón alarmante respecto a su gran inicio de curso, mientras que Benzema lo intentaba con disparos centrados siempre bien atajados por Diego López. A medida que se acercaba el descanso, los periquitos se replegaron atrás, pero los de Ancelotti seguían sin encontrar la forma de sorprender a un ordenado Espanyol.

Ancelotti cambia el dibujo

El 4-4-2 no le había funcionado a Ancelotti, que metió en el campo a Rodrygo —el brasileño entró por un desentonado Camavinga— para cambiar el dibujo a un 4-3-3, con Benzema como la referencia en punta. El Madrid pareció salir con otra pinta, pero fue un espejismo y no llegó a amenazar a los de Vicente Moreno en tareas ofensivas.

El Espanyol era paciente y tuvo premio. Poco antes de llegar a la hora de partido, Aleix Vidal, en una contra letal, firmó el segundo tanto de la tarde en el RCDE Stadium. Carrera por la banda, caño a Nacho —el de Alcalá de Henares ha dado un bajón tremendo y, al igual que Militao, en muy poco o nada se parece al gran futbolista de la segunda mitad de la pasada temporada— y disparo raso y potente que descolocó a Courtois. El choque era de los catalanes. De hecho, minutos después, Darder disfrutó de un uno contra uno frente a Courtois que no pudo concretar. El Real Madrid lo estaba pasando muy mal y veía cómo podía encajar un tercer gol que hiciera prácticamente imposible la remontada.

Así, parecía más cerca el 3-0, pero lo que acabó llegando fue el 2-1. Benzema se había exhibiendo marcando con una acción invalidada por fuera de juego, pero sí vio portería en el 70’. El francés, el mayor peligro visitante con diferencia —y prácticamente el único—, se deshizo de tres defensas y ajustó el balón al poste derecho, una posición inalcanzable para Diego López. El 2-1 dibujaba un nuevo escenario.

Vicente Moreno apuntaló su once con jugadores más defensivos mientras el Real Madrid buscaba el empate, ya en el campo con Luka Jovic, Casemiro y Hazard. El belga marcó un golazo, pero fue anulado por fuera de juego. Los pupilos de Ancelotti dispusieron de varias faltas para igualar el luminoso, aunque no tuvieron el acierto suficiente para haberse llevado algo positivo de Cornellá-El Prat. Al final, un nuevo tropiezo con la que cierran su semana negra con dos derrotas consecutivas, sin olvidar el empate anterior en casa frente al Villarreal. Ya son tres resbalones consecutivos y Ancelotti empieza a estar en la picota.

Ficha técnica

RCD Espanyol, 2: Diego López; Óscar Gil (Dídac, m.81), Sergi Gómez, Cabrera, Pedrosa; Keidi Bare, Darder (David López, m.81), Melendo (Morlanes, m.57); Aleix Vidal (Nico Melamed, m.64), Embarba (Wu Lei, m.65); y Raúl de Tomás
Real Madrid, 1: Courtois; Lucas Vázquez, Militao, Nacho, Alaba; Valverde, Modric (Jovic, m.62), Kroos (Casemiro, m.62), Camavinga (Rodrygo, m.46); Vinicius (Hazard, m.72) y Benzema

Goles: 1-0, m.17: Raúl de Tomás; 2-0, m.59: Aleix Vidal; 2-1, m.70: Benzema
Árbitro: Cuadra Fernández (Comité balear). Mostró amarilla a Dani Pendín, segundo técnico del Espanyol, y expulsó a Daniel Pastor, preparador físico del conjunto catalán. Amonestó a los jugadores Embarba (m.10) y Óscar Gil (m.79), del Espanyol; y a Camavinga (m.29) y Lucas Vázquez (m.91), del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de LaLiga Santander 2021/22 disputado en el RCDE Stadium de Cornellá-El Prat ante 23.377 espectadores

A continuación