Recado de René Ramos al Madrid por la renovación de Sergio

El entorno del capitán del Real Madrid sigue metiendo presión al conjunto merengue con su renovación.

A. Somoza

Sergio Ramos sigue sin renovar con el Real Madrid. Desde el pasado viernes día 1, Sergio es libre de negociar con cualquier equipo, ya que termina contrato el 30 de junio de 2021.

La renovación no termina de cerrarse y desde el entorno de Sergio siguen metiendo presión al club. En numerosos medios de comunicación varios periodistas afines al central de Camas aprietan de lo lindo para que Ramos renueve en las condiciones que exige -dos años de contrato mínimo y un salario por encima de los 13 millones de euros libres de impuestos por temporada-.

El Madrid quiere renovar a su capitán, pero no desea saltarse la norma interna en la que se mueve en las últimas temporadas: dar un año con opción a otro a todos los jugadores por encima de la treintena. La situación comienza a estar enquistada. La dirección deportiva merengue se ha movido de manera excelente y tiene un as en la manga por si Ramos decide no renovar: ha conseguido adelantarse a la mayoría de equipos europeos y cerrar un acuerdo con Alaba -el central austriaco del Bayern, 6 años más joven que Ramos, termina contrato el próximo 30 de junio y llegará gratis-. El Madrid se protege por lo que pueda pasar y no está dispuesto a dejarse presionar por un Sergio que curiosamente se perdió el partido ante el Celta del pasado sábado por un repentino malestar estomacal.

La última del entorno de los Ramos ha tenido lugar en la tarde de este domingo. Su hermano y agente, René Ramos, compartía en las redes sociales un tuit del periodista Alfredo Duro en el que se critica al conjunto blanco por no cerrar la renovación a día de hoy:

"Alguien deberá explicar cómo y por qué hemos llegado a este punto, permitiendo que tu capitán, una de las leyendas del Madrid, aparezca en absurdas alineaciones de jugadores que hoy pueden firmar libremente con otro club"

Ramos considera que es mejor echar leña al fuego públicamente, metiendo presión al equipo del que lleva el brazalete con orgullo, que reunirse cara a cara con Florentino Pérez y discutir los términos de una renovación que ansían ambas partes. Las ramadas de los despachos -se acuerdan del supuesto acuerdo con un equipo Chino o el enorme interés del United en ficharle- están de vuelta.

A continuación