El Sporting asegura que el brote de coronavirus se inició "en el ámbito familiar" y no en Mareo

El Sporting explica la cronología de los hechos y recalca que los contagios se produjeron durante el periodo vacacional.

LD/Agencias

El Real Sporting de Gijón ha negado que los contagiados de coronavirus de su plantilla lo estén de la cepa británica, algo que se ha descartado en los test realizados, y ha insistido en que el origen del brote se sitúa "en el ámbito social o familiar de personas domiciliadas en Gijón", y no en la Escuela de Fútbol de Mareo.

Según el Sporting, el equipo se sometió el 19 de diciembre a pruebas de PCR y el 20 a una de antígenos y se entregaron a los jugadores cinco tests de saliva recibidos desde LaLiga para su control individual voluntario durante el periodo vacacional que comenzaba al día siguiente.

Posteriormente, el 27 de diciembre un jugador dijo encontrarse mal después de entrenar junto con el readaptador (fiebre, dolor de espalda y cefalea) por lo que se realiza en su domicilio un test de los aportados por LaLiga con resultado positivo, confirmado posteriormente por una prueba de antígenos que se le realizó tras ponerse en contacto con el médico del club.

Tras preguntarle al jugador con quién había tenido contacto del resto de la plantilla, el club asegura que llamó dichos jugadores, todos ellos residentes en Asturias y algunos de los cuales se quejaban de molestias diversas, por lo que se decide realizarles otros test de antígenos que resultaron positivos.

El Sporting optó entonces por convocar a todos los integrantes de la plantilla que se encontraban en esos momentos en Asturias, así como a auxiliares y personal del staff que hubiera estado en contacto con los jugadores afectados, para pasar las pruebas de antígenos.

Tras realizar las mismas a 27 personas -12 jugadores y 15 miembros del staff se detectaron dos positivos más, momento en el que se comunicó a todos los jugadores que permaneciesen en sus domicilios hasta el test PCR programado, según el protocolo de LaLiga, para el 28 de diciembre.

Ese día el Sporting asegura que se puso en contacto con el Servicio de Vigilancia Epidemiológica del Principado para comunicar los casos, dar cuenta de las medidas tomadas de aislamiento domiciliario y explicar las pruebas PCRs pendientes de realizar esa tarde a la vez que notificaron los casos conocidos y los nuevos que aparecieron en ese cribado.

El conjunto rojiblanco asegura haber seguido en todo momento el protocolo marcado por LaLiga "sin que se detectara ni un solo contagio más entre el resto de la plantilla" después de la realización entre el 28 de diciembre y la jornada de hoy de tres pruebas PCRs seis de antígenos además de una serológica para determinar el nivel de anticuerpos específicos en cada caso.

El club asegura, además, que los test que se han realizado a los jugadores de la primera plantilla descartan que pertenezcan a la denominada cepa británica después de que las autoridades sanitarias anunciaran que están estudiando si el brote registrado en el Sporting tiene relación con los dos primeros casos de esta nueva variante detectados en Asturias.

Además, y tras señalar que en las categorías inferiores solo se tiene conocimiento de un caso contagiado en su entorno familiar, el Sporting asegura haber colaborado "en todo momento y sin cortapisas con las autoridades sanitarias" con las que se reunió el 31 de diciembre para ofrecer "todas las explicaciones requeridas".

El conjunto rojiblanco afirma también haber facilitado la información necesaria para que pudieran testar a los jugadores de todas las categorías, además de a los empleados, y poder descartar así que pudieran estar infectados durante su periodo vacacional, "resultados de los que se está a la espera".

A continuación