El tremendo enfado de Joao Félix al ser sustituido en el derbi madrileño

El portugués, uno de los mejores en mejor forma del equipo, fue sustituido por Saúl antes de la hora de partido.

Libertad Digital

La sustitución de Joao Félix en el derbi entre Real Madrid y Atlético de Madrid, saldado con victoria de los blancos por 2-0 en el estadio Alfredo di Stéfano, provocó una incredulidad absoluta entre la afición rojiblanca, que no entendió cómo Diego Pablo Simeone quitó del campo a su gran estrella antes de la hora de partido (minuto 59) para dar entrada a Saúl Ñíguez.

Un Joao Félix que salió del campo cariacontecido. Tras ponerse el abrigo para entrar en calor, el luso se sentó en la grada y tiró una patada al aire, como muestra de su enfado. Luego lanzó una botella y vendajes en la grada mientras se le veía enfadadísimo por un cambio que también provocó una catarata de reacciones en las redes sociales, pues los aficionados no se podían creer que el Cholo retirara a uno de los futbolistas más en forma del equipo.

En la rueda de prensa posterior al derbi, Simeone explicaba los cambios de Joao Félix y Luis Suárez, éste al dejar su sitio en el campo a Geoffrey Kondogbia (minuto 73). "El partido lo entendía de la manera en la que lo mostré, buscaba tener gente con más frescura adelante y más pierna en medio. El partido se estaba partiendo en favor del Madrid y eso no nos servía para nada. El equipo compitió mejor y no pudo encontrar el gol", apuntó el técnico argentino, antes de referirse al enfado de Joao Félix.

"Los enojos los entiendo, los comparto muchas veces, cuando uno sale siempre quiere dar más, pero hay que preguntarle al jugador que se enoja. Yo no puedo explicarlo, pero hay mil cosas para el enojo, cuando puedan le preguntan al que se enoja", añadía.

"El entrenador no tuvo lucidez"

Por otro lado, Simeone ha reconocido que aprendió como entrenador y recordó el desgaste a gran nivel de su equipo. "La crítica es justa y merecida, sobre todo por el primer tiempo, pero también está lo que les cuento yo. Un ansia por no quedar fuera de la Champions, mucha carga emocional, que no la busco como excusa pero existe, hoy jugamos mal, el entrenador no tuvo lucidez para revolver lo que pedía el partido", afirmó.

"Me llevo cosas importantes de esta derrota, seguramente en el plano entrenador hay algunas cosas que me quedan para mejorar. Ellos han sido superiores, desde el juego posiblemente no, pero fueron contundentes y precisos. Lo hicimos muy bien contra el Barcelona y hoy no lo pudimos repetir. Los chicos vienen de hacer un esfuerzo continuo hace bastante tiempo y a un muy buen nivel. Puede pasar y podemos tener un mal partido, duele, pero esto es fútbol y sucede", añadía el Cholo Simeone.

A continuación