Athletic de Bilbao-Real Madrid, duelos con mucha historia

Se enfrentan en un momento en el que el resultado puede o bien acercar al Barcelona o dar mayores posibilidades de campeonato al equipo blanco.

Mozart Ballesteros

Real Madrid y Athletic de Bilbao. Dos conjuntos que, con el Barcelona, son los únicos equipos que han estado en todas las ediciones de Primera División, desde su creación en 1928. Y desde entonces, ha habido enfrentamientos muy importantes. De las 177 ocasiones que se han enfrentado en Liga, en varias el resultado final ha conllevado una repercusión importante, y a veces inesperada, para uno de los dos contendientes. E incluso, en otras veces para un tercero en discordia.

Ya en la primera edición, la temporada 1928-29, una derrota madridista ante el equipo bilbaíno a domicilio por dos a cero dio el título de Liga a un Barcelona que vencía al Real Unión. Un cambio de tornas sorprendente en la última jornada cuando la anterior, igualados a puntos, lideraba el equipo blanco la tabla clasificatoria.

Una victoria blanca en el Bernabéu por tres a uno en la 1979-80, en la última jornada, daba el título de Liga al Real Madrid, quitándosela a una Real Sociedad que había sido derrotado en tan solo una ocasión en toda la campaña.

Más adelante, en la 95-96, la derrota en casa por uno a dos ante el Bilbao era el comienzo de un conjunto de tres encuentros consecutivos con derrota y que hacía presagiar el mal final de la última etapa de Valdano como entrenador madridista.

En la 1996-97 una derrota ante el Athletic en la jornada 39 ponía en complicaciones la Liga para el Real Madrid de Capello que, aunque terminaría consiguiéndola, veía como el Barcelona se acercaba hasta tener tan solo dos puntos de diferencia. Ventaja que mantendría hasta el final de la misma campaña.

En la temporada 2002-03, como sucedió en la 79-80, una derrota del equipo de La Catedral ante los de Concha Espina en el Bernabéu imposibilitaba obtener el título a la Real Sociedad. Fue la última campaña de Del Bosque e Hierro en el equipo blanco.

Diferente sino tuvo lugar la 2004-05. Dos derrotas blancas ante los rojiblancos, en casa y a domicilio, pudieron ser una nota importante para no conseguir ese curso el título de Liga que sí obtuvo el Barcelona con una diferencia de cuatro puntos.

Momento importante fue para el Real Madrid la victoria ante sus futuros rivales, con Capello en el banquillo en la 2006-07. La victoria ante el equipo que, en ese momento, entrenaba Mané con un resultado abultado de uno a cuatro fue la primera de las tres jornadas que, con victorias, el equipo del italiano pasó de la tercera posición al liderato. Lugar que ocuparía hasta el final, proclamándole campeón de Liga.

Una serie de encuentros que, como puede suceder en este caso, puede ocasionar una u otra situación venciendo o cayendo derrotado teniendo en cuenta el partido del Barcelona que tiene por delante ocho horas más tarde.

A continuación