Las importantes decisiones que debe tomar Zidane

Zidane tiene un plantillón a su disposición para buscar el título liguero en estas últimas 11 jornadas.

LD/Efe

El regreso a la competición del Real Madrid, tras el parón por la pandemia del coronavirus, deja a Zinedine Zidane más opciones para elegir, salvo en el lateral derecho donde solo dispone de Dani Carvajal tras la lesión de Nacho Fernández, gracias a las recuperaciones de Eden Hazard y Marco Asensio que aparecen como nuevas variantes ofensivas.

Sin debate en la portería

Hay pocas demarcaciones que presenten menos problemática a Zidane para tomar una decisión. Thibaut Courtois zanjó el inicio de un debate evitable recuperando la mejor de sus versiones en el fútbol español y alcanzando el nivel más alto desde que fichó por el Real Madrid. Le permite pelear por el galardón de portero menos goleado de la Liga y es titular indiscutible.

Con lo justo en el lateral derecho

Es el único puesto en el que Zidane no dobla en su plantilla. Dani Carvajal no tiene sustituto desde que se cedió a Odriozola al Bayern Múnich y el jugador que pasaba a ser 'plan b', Nacho Fernández, ha sufrido una lesión muscular que le tendrá tres semanas de baja. Dedos cruzados por el técnico madridista para que no haya lesión ni sanción de titular. Los 'parches' a los que tendría que recurrir son Militao y Lucas Vázquez.

Sergio Ramos y Varene, intocables

Tendrán descanso alternado en momentos puntuales en los que entrará Militao, pero el capitán Ramos y Raphael Varane en su temporada de mayor regularidad en rendimiento son intocables. De su momento de forma depende la fortaleza defensiva de un Real Madrid que debe sellar su portería para optar a la conquista del título remontando los dos puntos de desventaja con el Barcelona.

Alternancia entre Marcelo y Mendy

La potencia física del lateral zurdo francés le había ganado la partida a Marcelo, víctimas de pequeñas lesiones musculares que le han ido restando continuidad. El pulso parte desde cero y la cantidad de partidos que encara el Real Madrid en un mes provocará que Zidane alterne entre dos jugadores en los que tiene una confianza ciega.

Overbooking en el centro del campo

Con Casemiro como pieza clave en el equilibrio táctico de su equipo, Zidane no tiene espacio para todos sus jugadores de peso del centro del campo. La irrupción y el rendimiento continuo de Fede Valverde cambió los planes establecidos. Entre el uruguayo, la jerarquía de Toni Kroos y la visión de juego de Luka Modric hay dos plazas que repartir. Uno de ellos comenzará en el banquillo ante el Eibar y será una demarcación en la que Zidane tendrá que ir turnando sin que afecte al nivel ni la idea de juego.

Nueva resurrección de Bale

Pocos jugadores en la historia del Real Madrid han estado en más ocasiones con un pie fuera del equipo y han acabado jugado. Bale lo vuelve a hacer. En la particular pretemporada ha sido el mejor físicamente y Zidane no tirará piedras contra su propio tejado. El galés volverá a contar para partidos puntuales en un tridente ofensivo donde se hace caro entrar.

Vuelve la magia, vuelve Hazard

No iba a volver a jugar en lo que restaba de temporada pero el parón ha permitido a Eden recuperarse de su lesión de tobillo y del paso por el quirófano. Su nivel en ritmo de competición es una duda por despejar, pero ha demostrado en los entrenamientos que está en condiciones de jugar. El Real Madrid recupera al que debe ser su referente y Zidane dosificará sus esfuerzos, medirá minutos y el desgaste de un futbolista que no está para aguantar tres partidos por semana. La vuelta de Hazard frena el crecimiento de Vinicius, que marcó en el clásico y estaba de dulce, y dejará más en la sombra a jóvenes valores como Brahim y Rodrygo.

El regreso de Marco Asensio y la incógnita de Isco

Jugadores de alto nivel técnico, con problemas para tener minutos con un ataque con numerosas variantes. Isco siempre tuvo la confianza de Zidane que debe encontrarle un espacio en su táctica, empujándolo a espaldas de Karim Benzema, único 9 en condiciones de jugar tras la lesión de Luka Jovic. Marco Asensio regresa tras caer lesionado en la pretemporada y el recorrer un largo camino de once meses. No tendrá la continuidad deseada pero será una nueva opción de dinamizar el ataque para el técnico madridista que se suma a Lucas Vázquez como futbolistas siempre listos para rendir y aumentar la verticalidad.

A continuación