Los demonios internos de Pione Sisto: el danés del Celta reconoce que "estaba hecho una mierda"

Pione Sisto se sincera en una entrevista al diario danés Politiken.

LD/Efe

El internacional danés Pione Sisto, jugador del Celta de Vigo, reveló este sábado en una entrevista al diario 'Politiken' que padeció una depresión durante el Mundial de Rusia por las críticas recibidas en medios de su país y por problemas personales.

"Todo en conjunto me provocó una depresión, estaba hecho una mierda. No sabía lo que quería hacer", relata el extremo danés, quien en el Mundial solo pensaba en "volver a casa" y al que le daba "igual" si Dinamarca era eliminada, por lo que no disfrutó una experiencia que debía haber sido "fantástica".

Sisto, fichado por el Celta hace cuatro temporadas, llegó a los meses previos al Mundial en su mejor momento y marcó su primer gol con la selección en un amistoso contra Panamá, pero su rendimiento cayó en los siguientes partidos preparatorios.

"No podía soportar que me criticaran cuando no me fue tan bien en los partidos previos al Mundial y durante el torneo. No podía olvidarlo porque luchaba también contra mí mismo y mi cuerpo. Toda la confianza que gané contra Panamá la perdí en tres partidos", afirma.

El extremo danés sostiene que "si no era capaz de regatear a tres jugadores y ponerla en el ángulo", la prensa danesa señalaba que no había tenido un buen partido, lo que considera injusto.

Sisto, que ha "luchado por ser feliz" los últimos dos años, admite que en ese período pasó por problemas físicos y que sentía que se cuerpo se estaba "derrumbando".

"Tenía problemas en la zona lumbar, en las caderas y el tendón de Aquiles. Me quedó muy claro que no tendría ninguna opción de jugar hasta los 40 si no cambiaba nada", asegura.

Las dos últimas temporadas han estado marcadas por una caída acusada de su rendimiento, menor protagonismo en el Celta, ausencia de las convocatorias de Dinamarca y problemas fuera del campo por sus hábitos alimenticios, como una dieta a base de zumos, y algunos comportamientos extraños.

"Pienso que me llaman loco porque no quieren reflexionar sobre si tengo razón. Hice una limpieza porque quería cambiar mi dieta. Puedo comer como quiera, el club no me obliga a nada y he pagado a mi propio dietista, no es algo impulsivo", explica el jugador, cuya alimentación está compuesta al 80 % por vegetales.

La dieta ha sido clave para mejorar su estado físico y le permitirá estar "más fuerte que nunca" en los próximos tres o cinco años, afirma Sisto, al que el Celta impuso una fuerte multa por saltarse el confinamiento y viajar desde Vigo a Dinamarca el pasado 27 de marzo.

"He mantenido una dura lucha entre mi antiguo yo y el que quiero ser, un Pione más fuerte y al que no le afecte tanto lo que otros piensan. Nunca he pasado por algo tan duro, pero creo que estoy en un mejor momento de mi vida", explica en la primera parte de una entrevista que se irá publicando en los próximos días.

A continuación