Jaume Roures responde a Rosell: "Espió mi correo durante meses y tiene un juicio pendiente"

El dueño de Mediapro asegura que "suponer que tengo influencia en la Audiencia Nacional hace reír".

E.S.A

El dueño de Mediapro, Jaume Roures, respondió a las insinuaciones de Sandro Rosell que lo señaló como uno de los grandes responsables que propiciaron su encarcelamiento en una entrevista con Jordi Évole.

Rosell no se cortó a la hora de poner en la picota a Roures en público, a pesar de no poder asegurarlo, afirmó que "me extrañan muchos pasajes alrededor de mi caso y siempre está él muy cerca". Roures respondió con contundencia en los micrófonos de Rac- 1: "No quiero entrar en el ventilador al que se dedica Rosell. Suponer que yo tengo algún tipo de influencia en la Audiencia Nacional hace reír. No me planteo demandarle por estas cuestiones. El problema que tiene conmigo es que durante tres años y medio espió mi correo, y de eso hay un juicio pendiente. Sandro y sus secuaces se pasaban mis correos, más de 14.000".

Roures negó en el programa El Mon de RAC-1 que el argumento de que el Barça contrató el fútbol con Teléfonica en lugar de Mediapro fuese oportuno, ya que "Sandro no era presidente del Barça desde hacia un año cuando pasó eso. Él ya no estaba en el Barça cuando contrataron con Telefónica", explicó.

El dueño de Mediapro explica los motivos por los que pensaba que Rosell estaría mucho tiempo en la cárcel: "Es verdad que lo dije. Al igual que dije, cuando me preguntaban, que el Supremo ya tenía escrita la sentencia sobre los presos políticos y que discutían sobre si les metían 10 o 12 años. Esto también lo dije. No es que sea adivino. Cuando ves cómo se mueven las cosas y de lo que estaban acusados, era evidente que por 4 días no se hubieran puesto", ha comentado.

Roures, quien aseguró que dentro de un mes ya habrá fútbol a puerta cerrada, apoya a Rosell a la hora de apurar responsabilidades por su encarcelamiento: "Me parece muy bestia lo que le ha pasado a Rosell. Seguramente, las acusaciones que él hace contra la juez Lamela no sólo tienen una base, sino que son verdad. Los jueces pueden hacer lo que les dé la gana y nadie les pide responsabilidades. Tiene que luchar hasta las últimas consecuencias por él y por lo que significa".

A continuación